Blogia
OkCuba

Social

El periódico Patria,¡ el periodismo que nos falta?

Nace el periódico Patria el 14 de marzo de 1892, fundado por José Martí para ser en la cotidianidad de la lucha por la total indepedencia órgano del Partido Revolucionario Cubano.

Al  leer sus ediciones,en el que están presente el patriotismo,el independismo, la cultura, la originalidad,la objetividad,el cubanismo, la belleza, la franqueza, sagacidad y el antimperialismo del Apóstol podemos preguntarnos ¿qué periodismo hacemos o nos permiten hacer para estar a la altura del Maestro.

Al  leer sus ediciones,en el que están presente el patriotismo,el independismo, la cultura, la originalidad,la objetividad,el cubanismo, la belleza, la franqueza, sagacidad y el antimperialismo del Apóstol, podemos preguntarnos ¿qué periodismo hacemos o nos permiten hacer para estar a la altura del Maestro?. 

¿Qué hay de común y diferente, qué nos acerca y nos aleja de su periodismo?

 ¨La verdad llega más pronto donde va cuando se la dice bellamente. Y no se ha de encoger, ni de reservar, la verdad útil.¨ José Martí.

Felicidades a todos los periodistas y trabajadores de la prensa en su día y muy en particular a los de Ciego de Avila, Cuba.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

La Revolución Cubana dejará de ser ¨enemiga¨ de Israel?

La Revolución Cubana dejará  de ser ¨enemiga¨  de Israel?

Cuando el enemigo principal, los Estados Unidos de Norteamérica,  comienza a ser ¨amigo¨, qué puede impedir que tambièn las relaciones Cuba e Israel lleguen a su normalidad después de pasar de  la amistad a la total beligerencia diplomàtica.

Hasta 1973 el Gobierno cubano demostrò su total independencia en polìtica exterior con respecto a Moscù en lo esencial  al histórico conflicto entre  naciones  àrabes con Tel Aviv.

Recordemos que el Gobierno de Cuba en 1948 apoyó en las Naciones Unidas la creación del Estado de Israel y ya con el triunfo de la Revoluciòn se fortalecieron las relaciones e incluso Fidel Castro lo consideró un ¨pueblo heróico¨.

Todo fue cambiando progresivamente en la medida que se fue depediendo polìtica y económicamente de la URRS y del campo socialista y  el Gobierno de la Isla al enfrentarse abiertamente al gobierno de los EEUU, una nación pequeña y cercana al Imperio, asumió la posición de garante internacional  en la lucha de los pueblos, el árabe incluido, contra el Imperialismo. 

En la celebración de la Cumbre de los No Alineados en Argel,1973, Fidel Castro decidió, sin consulta previa, romper relaciones diplomáticas con Israel, dando un giro total al nivel de relaciones pasando a la total ¨beligerancia¨ y cediendo asi a las presiones de representantes árabes que querían un definición en la polìtica de Cuba con respeto a Israel. En la isla la propaganda antisemita se incrementó y hasta se cerró violentamente la Unión Sionista. 

Las relaciones llegaron a su nivel más bajo e Israel respondió con su total apoyo a los Estados Unidos, su más fiel aliado, en las Naciones Unidas para mantener el embargo (bloqueo) económico, aunque en la pràctica nunca se opuso a que sus empresas invirtieran y colaboraran en determinados sectores en la Mayor de las Antillas.

La caìda d e la URSS y del campo socialista tambièn sirvió para percatarse  que los dirigentes del mundo árabe no respondían al concepto cubano de revolucionarios y antimperialistas. Desde 1973, Cuba asumiò un enfentamiento directo con Israel en el plano internacional respondiendo así a las exigencias del mundo árabe, mientras desde aqui se mantenían  relaciones normales con los Estados Unidos.

En el plano internacional Cuba se convirtió en el màs severo crítico de Israel por sus acciones belicistas contra países árabes y en particular contra el pueblo  palestino, manteniendo total silencio por el actual terrorista de Siria contra el pueblo libanés o el exterminio de los kurdos por Saddam Hussein.

Con el inicio del llamado período especial  Cuba reedimensionó su polìtia exterior y comenzó a bajar las tensiones con Israel, lo que ha significado un incremento en inversiones, fundamentalmente en la agricultura e inmobiliarias con perspectivas en otros sectores, mientras en los ùltimos años más de 10 000 turistas han llegado para disfrutar de las virtudes de la Perla del Caribe. Se ha fortalecido las relaciones con la comunidad hebrea que mostró su respeto por la Revolución al rechazar las implicaciones con el judio norteamericano  Alan Gross, detenido, hoy en libertad, por actividades desestabilizadoras. 

Las condiciones han cambiado. El enemigo històrico d e la Revolución, el Gobierno  de los Estados Unidos, se presta a normalizar sus relaciones diplomàticas con Cuba y posible fin del bloqueo, momento propicio para restablecer los vìnculos plenos con Israel. ¿Qué lo impide?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Recordarle

Recordarle

Juana Moya, funcionaria en ese momento de la Asamblea  Municipal del Poder Popular en Ciego de Avila, corría por las escaleras del periódico Invasor como si  con su premura pudiera evitar lo ya inevitable. Apresurada preguntó por Migdalia, la directora y fue hasta su oficina.

La Jefa, como cariñosamente se le decía, le invitó a tomar un café o té, cortesìa que asumìa Nohema Dìaz, la fotógrafa, especialista en su elaboración. ¿Dime, qué te pasa?¨. ¨Migdalia, lo que se nos formó con la información de Del Valle de este sábado. Varios directores de empresas se enteraron ahí que ya no lo eran y fueron directo a ver a Piña, el segundo secretario del Partido¨.

Migdalia le requiere: ¨Pero tú estabas presente y sabes que Del Valle es periodista y ?le alertastes de no publicar sobre se asunto?¨!NO!, fue su simple respuesta.

Además, le recordó la Jefa que solo de ella era la máxima responsabilidad de lo que se publicaba.

Cubría una asamblea del Comité Provincial del Partido y su Primer Secretario, Alfredo Hondal, le pedìa al Delegado del MININT que le informara sobre la captura, a un año exacto, de los ladrones de más de un millón de pesos en el  banco de la ciudad. Al escuchar aquello me resultò lo más importante de esa reunión. Al día siguiente dos altos oficiales del MININT se presentan en la redacción pidiendo ¨sangre¨ por lo publicado por Del Valle. La reacción de Migdalia fue la misma.

A excepción de los primeros  secretarios que le siguieron, Hondal nunca se puso de intermediario entre directivos y funcionarios cuestionados en el periódico. Siempre exigió que ese debate fuera con la directora del Invasor, dàndole la autoridad que tenìa aunque en lo personal precisara con ella si lo consideraba imprescindible.

No hay un periodista de su mandato por más de 20 años que no tenga anécdotas sobre la posición de Migdalia ante quienes querían pasarle la cuenta a uno de sus trabajadores   por un tema espinozo abordado en Invasor. Pero intransigente ante el dato incompleto o falso, exigiendo que siempre se tuviera ¨debajo de la manga¨ más elementos de lo publicado para enfrentar las discusiones con los cuestionados.Y pobre del que perdiera ¨una batalla¨ por carecer de mas argumentos de convencimiento.

Acostumbrado a la manipulación de los directores d e medios de prensa en su natal Cinfuegos, Jorge Luis Tapia Fonseca, el primer secretario en Ciego de Avila, hoy en Camaguey, tomó como estilo convocar a periodistas para orientarles trabajos o requerirlos personalmente por inconformidades con su labor profesional. La Jefa montó en cólera y fue hasta su despacho.

¨Con todo respeto, la directora de Invasor soy yo. Si usted asume el cargo o decide que otro lo haga, no hay ningún problema, desde este momento renunció¨. Así, de simple y punto final. Abierta a la crìtica cuando se equivocaba, pero nunca propició el cuestionamiento directo a uno de sus periodistas por primeros secretarios, miembos del  Burò, funcionarios o jefes de departamentos ideológicos, esa función era de ella, de nadie más.

Y en la reunión matutina de cada lunes no solo decidía la politica editorial de esa semana, era la crítica oportuna para los errores cometidos en la edición del sábado anterior, sin la más mínima ofensa.

En su mandato logró la unidad del colectivo, su identidad, sentido de pertenencia, responsabilidad colectiva e individual, apego a la superación, a la ayuda a los jóvenes estudiantes de periodismo, a que el periódico ganara en credibilidad dentro y fuera de Ciego de Avila, a ganar concursos nacionales de periodismo y en los festivales nacionales de la prensa escrita...

En esta larga jornada d e homenaje a los trabajadores d e la prensa que concluye el próximo dìa 14 con el nacimiento de Patria por José Martí, bien se le pudiera recordar por su ejemplo de mujer directora.

Migdalia logrò en  Invasor un periodismo martiano.

Treinta y cinco horas de pesadillas en busca de "un sueño"

Camino al “sueño americano”  no me faltaron las pesadillas. El por qué de ese tránsito hay que buscarlo en la serie de Historias Descontadas en sus diversas partes que aparecen en esta misma página personal.

Con mi eposa y suegra, de 80 años, valiente la señora, llegamos al aeropuerto de Reynosa, en el violento Estado de Tamaulipas, en México. Pedimos a un joven taxista que nos llevara al puesto de Matamoros. Todo asombro en su rostro: “De aquí nadie los va a llevar, el trayecto es muy peligroso, pues los narcos tienen el control del camino y si paran y ven que son cubanos, les quitan los documentos, dinero y les pueden hasta secuestrar. Ni pensarlo”.

Nos vió la cara de asustados, bien austados para no decir otra palabra y nos ofreció una opción. A las 11 de la mañana del día 7 pasado entrábamos por el  paso del Puente Hidalgo, a solo 20 minutos del aeropuerto y en un trayecto muy seguro, pues hasta evitó a los Federales, que también paran y piden dinero.

En el peaje hay que pagar dos pesos mexicanos por persona, es la primera exigencia. Un poco más adelante, ya en el puesto fronterizo, un oficial corpulento nos llevó hasta uno más joven, que muy atento nos ofreció unas planillas para  recoger  todos nuestros datos y pasaportes. Este es el único documento que piden, el que devuelven al final.

Encontramos solo a  un joven cubano que habia volado desde Madrid en un viaje turístico, todo incluido, hasta la Riviera Maya, para solo desayunar el sábado y desaparecer camino a la frontera. Una joven de Manicaragua, en Villa Clara, embarazada, se hacia acompañar de su esposo, un nicaraguense. Estaban ahí desde las 9 de la mañana.

Sentimos un gran alivio.  El proceso no debia demorar.

Es a las tres de la tarde que llaman a la villaclareña,  con sus siete meses.  Dos horas después es que sale con destino a territorio estaunidense. Ha tenido que justificar su relación con el nica, presentando incluso el certificado de matrimonio. Le acompañan hasta la salida. No le permiten, pese  a sus ojos llorosos y delicado estado de salud, despedirse del esposo. No sabe si él será aprobado.

Un oficial, de alta estatura, de unos 50 años, con frecuencia se acerca a los cubanos. Siempre le acompaña una sonrisa: ”Nadie les obliga a estar aquí, no pidan nada, no reclamen, pueden irse por donde mismo entraron”. Es la filosofía que predomina aquí y en todos los puntos de frortera con respecto a los cubanos.

Todos respondimos con la misma sonrisa cómplice e igual pensamiento: “Para atrás ni para coger impulso.”  Por cierto, ¿ de quién es esta frase célebre?.

El hambre es aplastante. No se permite ingerir  alimentos en el salón, solo líquidos. No se puede estar caminando, solo ir al baño y de forma “clandestina” comer lo que se llevó, algo ligero. A media tarde y en la noche ofrecen una hamburguesa, ni pensar en Mac Donald. Nada de fumar y retiran cigarrillos, tabacos u otro producto cubano, incluso no permiten el uso de celulares.

La característica algarabía de los cubanos está ausente, se conversa lo imprescindible. Se pregunta de qué parte de Cuba es cada uno. Hay un sentido de solidaridad aunque es la primera vez que nos vemos y quizás la última.

La temperatura la mantienen muy baja, seis o siente grados sobre cero, no hay compación para el que no se acompañó de un buen resguardo.

El “turista”  abandona a media tarde, se va contento con destino a Miami. Han llegado más coterráneos con verdaderas historias de tensión, incluso de terror. Un matrimonio de Cárdenas con una niña de 14 años procedentes de Ecuador atravezando montes, ríos, con todos los peligros que acompañan Centroamérica. Vienen desprovistos de todo equipaje, lo perdieron todo, ni un centavo.

A las seis de la tarde mamá e hija les autorizan a salir después de la entrevista. Es una rutina que complican para demostrar que pese la preferencia por la Ley de Ajuste Cubano, nada será fácil. No se pueden despedir de papá. Está la incertidumbre de su suerte. Todos les damos entusiasmo:  Recuerda que eres cubano, si fueras mexicano, de Nicaragua, Honduras, El Salvador u otro país, la suerte fuera otra, así que no se preocupen”.

El hombre esta triste, pero confia que esa noche podrá estar la familia junta. Le preocupa que no llevan dólares para que esposa e hija puedan comer algo después de tantas horas  a su espera ya en territorio de Texas, Estados Unidos. Están desesperados. La niña no soporta más la tensión de tantos días de  presión, llora, pués ha pasado la noche, la mañana del dia siguiente y papá no aparece.  Solo a la una de la tarde lo ven salir. Corren al encuentro, se abrazan, lloran, rién.

Es las  seis de la tarde de ese sábado 7 de septiembre. Mi suegra, con sus 80 años, está desesperada, no soporta mas el frio, el permanecer sentada. Mairene, muy serena, pide a una oficial que les atienda, que les prioricen, le ofrece argumentos sobre el estado de salud de su mamá. No entiende, se molesta, le amenaza con arrestarle. “Señora, o espera calmada o regresa, nadie le obliga”.

A las 9, después del proceso, salen. Comienzan a retirarse los oficiales. Quedan los esenciales. Entre ellos De la Fuente, muy amable, que atiende en la madrugada a una señora de la Isla de la Juventud que llegó con su esposo y ahijada desde las 2 de la tarde. Vinieron desde Guatemala atravezando en taxis todo México para dejar en el camino  sus ahorros.  A la 1, mientras pocos dormían por el frio, se despedía desde lejos. Solo se unirían al mediodia del lunes.

Si hago este relato es porque tuve la experiencia de 35 horas en ese punto, de ellas las cinco últimas incomunicado en una oficina. Ni en la puerta me dejaban pararme. Siempre me habían dicho que ahí solo se dice la verdad, solo la verdad y confesé mis 42 años de activa, y consciente, militancia política entre la Juventud Comunista y el Partido.

Nadie más pasó por tantas horas, aunque ahí mismo te aclaran que puedes estar hasta cinco días , no importa el tiempo para niños, embarazadas, enfermos o ancianos. Constantemente te advierten de que estás ahí por tu  voluntad.

En mi caso me hicieron un expediente, tengo suerte para estos documentos y al preguntar por qué tanta demora, la respuesta fue muy sencilla y letal: “Por haber estado en el estatus de los Castros se enviará para una investigación a un centro especial de reclusión a 30 minutos de aquí ”. Un oficial que no entendió bien,o jodedor, me mira y dice: “Creo que lo envían a Guantánamo ”. No voy a decir lo que pense en ese momento, lo observé y con toda seguridad le dije: “NO, es solo a media hora.”  Yo mismo me daba ánimo.

No se llegó a ese punto, gracias a Dios pudiera decir. Un oficial me entregó el pasaporte y un documento para la estancia en los Estados Unidos. Me dijo, con una sonrisa marcada: “?Espera por la hamburguesa?”. Lo mire y …:”Sí, que tengo tremenda hambre”.

Salgo al salón, habían otros 10 cubanos, agotados, enfrentando ese  frio constante. Me les acerco mientras comía y les digo: “Llevo aquí 35 horas, así que ni se les ocurra decir que eran del Partido.”

Agradesco todo el apoyo que desde territorio de los Estados Unidos me ofreció el pastor avileño Carlos  Rumbaut y su familia en representación   de la Iglesia Metodista en en el Distrito de   Owensboro, en Kentucky y a Sandra, una eficiente parienta, atenta a todo desde Nueva York.

Consejos prácticos para un buen viaje:

1. Aeropuerto de Reynosa al puesto de Hidalgo.(solo una sugerencia, no es que tenga contrato con línea aérea alguna)

2. Llevar fraccionada cuatro monedas de a peso mexicano por persona.

3. Portar mucha calma, paciencia, humildad.

4.Hacerse de un buen abrigo.

5.Nada de querer introducir productos cubanos.

6. Solo entregar el pasaporte cubano.

7.Llevar comida ligera, que no se descomponga, por lo menos para dos días.

8.Tener consigo los medicamentos que habitualmente utilizas, incluyendo duralgina.

9.Aunque se prohibe el uso de celulares, llevar para “clandestinamete” mantener la comunicación con familiares y amigos que también se desesperan.

10.Contar con dólares para comer una vez en territorio de los EEUU y poder seguir viaje.

11. Si vas con extranjero(a) para cruzar, tener encima documentos oficiales que legalmente justifican esa relación.

 

Lo que no me dijo Invasor (1)

Lo que no me dijo Invasor (1)

Pero no solo Invasor, el órgano impreso del Comité Provincial del Partido  que  solo los sábados llega a los avileños,  no trajo la información esperada. También se sumaron a ese silencio los espacios informativos de la radio y de la televisión en Ciego de Ávila.

 No ya como periodista, sino como un simple lector, oyente o televidente esperaba  una información más ampliada sobre los últimos acontecimientos en la provincia que no están relacionados con la marcha de la zafra azucarera, el cumplimiento del plan de inversiones, el acopio de viandas ni hortalizas, ni la preparación del pueblo para la defensa de cada conquista,  ni la llegada de más turistas al Polo Jardines del Rey, ni de los problemas con el abasto de agua o de otro tema de interés.

 Ciego de Ávila en particular, la capital provincial, está estremecida por un tsunami muy local de casos de corrupción donde han estado implicados directivos y funcionarios de algunas dependencias estatales, aunque al decir verdad, no es una crisis en el comportamiento ético de la mayoría.

 En la última página de Invasor del sábado 11  y 18 de febrero,  una mini nota oficial sobre la reciente sustitución del Presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular por ser partícipe de hechos “violatorios graves de los preceptos del Código de Ética, incompatible con el cargo que ocupaba”.  Mientras en la del sábado siguiente se afirmaba la revocación, por igual motivo,   del presidente en el municipio de Ciego de Ávila.

  Para mi basta, acostumbrados como estamos, a ese tipo de información que no satisfacen a la mayoría de la población porque poco o nada dicen de los problemas que llevaron a esa situación y que por lógica propician  la especulación, al  decir más de lo que en realidad sucedió y peor aún , acusar a las autoridades de “arriba”  por no expresar toda la verdad “cuando Raúl ha dicho que hay que matar el secretismo”,  como afirmaba libremente uno de los bodegueros en el mercado donde habitualmente compro lo que me toca.

 Esto ha llevado a que el run, run popular, ansioso de ver una batalla  objetiva, seria, ética, sin ser cacería de brujas, contra la corrupción en directivos y funcionaros del Gobierno y sus instituciones, impliquen en sus comentarios a personas alejadas de esa problemática, pero cuestionadas por  los valores  morales de la mayoría. No es estar diciendo, para satisfacer “curiosidades” si este o aquella están o no implicados en determinados hechos, sino decir en el momento propicio y con los argumentos necesarios lo que sucede y quiénes son sus protagonistas para evitar falsas y lamentables  acusaciones.

Y es ese precisamente el periodismo que nos falta, entre otros, sin llegar a la “crónica roja”.  ¿Y es culpa de los periodistas, de los Jefes de Información o de los directores de medios?, como en ocasiones se piensa o se nos cuestiona.

 No! Existen varios documentos que regulan lo que se puede o no hacer por  los reporteros y sus directivos a partir en primer lugar del  Código de Ética del gremio, para  algunos con artículos ya obsoletos ante los nuevos tiempos donde se exige “una mayor profesionalidad entre los trabajadores de la prensa”, tributando “ información fidedigna y oportuna para, entre todos, con paciencia y unidad de criterio, perfeccionar y elevar continuamente la efectividad de los mensajes y la orientación a los compatriotas”, como bien  expresara el Primer Secretario del Comité Central del Partido , Raúl Castro al  concluir recientemente la Primera Conferencia  Nacional del Partido.

El 18 de diciembre  de 2010 en  la clausura del Sexto Período Ordinario de Sesiones de la Séptima Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, el General de Ejército Raúl Castro Ruz, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, enfatizó: “Y soy un defensor de la lucha contra el secretismo, porque detrás de esa adornada alfombra es donde se ocultan las fallas que tenemos, y los interesados en que sea así y siga así”.

 Y subrayó: “Es vital explicar, fundamentar y convencer al pueblo de la justeza, necesidad y urgencia de una medida, por dura que parezca”.

(http://www.cubadebate.cu/raul-castro-ruz/2010/12/18/raul-castro-discurso-en-la-asamblea-nacional/) 

Y agrego, a la batalla contra la corrupción (con los proyectiles de la ética y de la mesura), considerada en la coyuntura actual uno de los principales enemigos de la Revolución,  se suman sistemáticamente, y no por campaña,  los periodistas y medios de prensa o la Revolución perece. 

 

Fuentes: 
http://www.cubadebate.cu/opinion/2012/01/29/discurso-de-raul-castro-en-la-primera-conferencia-nacional-del-pcc/

http://www.granma.cubaweb.cu/secciones/raul26/index.html

http://www.cubadebate.cu/opinion/2011/04/16/texto-integro-del-informe-central-al-vi-congreso-del-pcc

http://www.cubadebate.cu/raul-castro-ruz/2010/12/18/raul-castro-discurso-en-la-asamblea-nacional/

http://www.cuba.cu/gobierno/discursos/1962/esp/f260762e.html

 http://www.upec.cu/upec/etica1.html

(1)  Este fue el artículo publicado en mi página personal en febrero de 2012 y que Teresa Mora, Jefa del Departamento Ideológico del Comité provincial del Partido en Ciego de Ávila y censora de prensa, me ordenó retirar por ser “ofensivo a los intereses del Partido”, y que provocó, vía telefónica,  que Tubal Páez, Presidente Nacional de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC),  me enjuiciara por haber  “violentado la confianza del Partido y en particular del General de Ejército Raúl Castro en los periodistas y la prensa”.  Y yo pensando que estaba ayudando a la credibilidad del discurso oficial, de Raúl Castro en particular y a la UPEC por las declaraciones de sus congresos . En estos momentos el pueblo de Ciego de Avila no conoce por su prensa d e los resultados de este proceso.

            

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

HISTORIAS DESCONTADAS ( CUARTA PARTE)

HISTORIAS DESCONTADAS ( CUARTA PARTE)

HISTORIAS DESCONTADAS (CUARTA PARTE )

 Sí, salí de Cuba con el cartelito de “no confiable ideológicamente”. Me fue impuesto por Teresa Mora, Jefa del Departamento Ideológico del Comité Provincial del Partido en Ciego de Ávila y aprobado sin discusión alguna por los miembros de mi núcleo del Partido (los corresponsales de los órganos nacionales de prensa con excepción de la AIN), que radica en la Casa de la Prensa. Todos, para no perder la costumbre y una cuultura, sin sentido de la duda,  levantaron la mano en unánime aprobación.

Ya en abril del 2012 era “liberado” como presidente provincial de la Unión de Periodista de Cuba (UPEC) y el seis de septiembre se me separaba  de las filas del Partido. Ahí, en una tarde, desaparecían 42 años de vida política permanente, primero en la Unión de Jóvenes Comunista.

Al salir del cargo en la UPEC busqué trabajo en otros medios y solo las puertas se me abrieron en Radio Surco, lo que agradezco a  su colectivo y en primer lugar a Panchito, su director en ese momento.

Como era de suponer solicito mi traslado para ese núcleo, pero no estoy de acuerdo con la evaluación. Me señalan “problemas en el manejo administrativo de la sede de la organización”, de lo que yo era el máximo responsable. No estoy de acuerdo con ese señalamiento, reclamo y me citan para una reunión.

Ahí me encuentro con la participación de Teresa Mora, Jefa del Departamento Ideológico del Comité Provincial del Partido, con su asistente y ayudante personal Avilio.

Mi descontento se afirmaba en una auditoria del propio Comité Provincial del Partido y del Departamento económico de la dirección nacional de la UPEC al hacer entrega del cargo, donde  no señalaba que tuviera, u hubiera tenido “un deficiente control de los recursos de la Casa de la Prensa.”

La realidad es  que no resultó el tema central mí reclamación. Se mantuvo los cuestionamientos administrativo, pero lo fundamental fue el haber dejado de ser  “confiable ideológicamente” por mis publicaciones en la página personal okcuba.blogia.com como el artículo “los amigos que tengo” y en mi Facebook. ()

Esa categoría en el interior de Cuba y más entre los llamados trabajadores ideológicos del Partido, es como ser terrorista. Ni más, ni menos.

Todos mis artículos se mantienen en mi página, en ninguno cuestioné ni principios ni la obra de la Revolución. Solo uno de ellos: “Lo que Invasor no publicó”,  se retiró de la red por indicación de Teresa Mora. Solo me refería, sin mencionar nombres, a un caso de corrupción a nivel de gobierno provincial e instancias administrativas de ese órgano en febrero del 2012 que el pueblo tenía derecho a conocer, pues los implicados habían sido elegidos por ese pueblo. Hoy todavía ningún medio de prensa ha reseñado qué sucedió con los implicados, una de las causas fundamentales de la carencia de credibilidad.

En verdad me había creído el discurso oficial sobre el papel de la prensa en la lucha contra la corrupción y otros males en nuestra sociedad, me había creído las declaraciones del VI Congreso del Partido sobre ese particular, me había creído las afirmaciones de cada Congreso de los periodistas sobre ese tema.

Hasta el propio Tubal Páez, Presidente nacional de la UPEC en ese momento, excelente persona, me llamó para insultarme, de forma muy descompuesta,  por ese artículo, donde yo ponía,   en juego, según él,  la confianza del Partido y del General Raúl Castro en los periodistas y prensa cubana.¿? Y yo creyendo, convencido de todo lo contrario.

La realidad es que los Comité provinciales del Partido se creen, y trabajan como “feudos” territoriales donde a su Primer Secretario no le conviene que sus problemas internos salgan de su demarcación y menos para el mundo. Se consumen en su propia salsa de logros, metas y proyectos. Tal es   así que a ningún periodista corresponsal de medios nacionales se les permite enviar trabajos críticos si primero no pasan por las manos de Teresa Mora en su condición de Jefa del Departamento Ideológico. Sin embargo, hay excepciones, pues José Luis Martínez Alejo, de Trabadores y Luis Falcón, de Radio Rebelde mantienen su compromiso con el pueblo y se hacen creíbles aunque los llamen a contar (¿Aún se mantendrán así?). Es solo decir la verdad.

También desde ese Departamento se deciden las coberturas, los periodistas que pueden o no asistir, e incluso si se publica o no. Así de simple.

También se pretendió, y se logró afectarme económicamente,  pues después de ser por muchos años el guionista principal y participante del programa en vivo En Cuestión, del Telecentro avileño, el miércoles 18 de julio de 2012, por indicación personal de Jorge Luis Tapia Fonseca, Primer Secretario del Partido en Ciego de Ávila y orientación directa de Tera Mora, Jefa del Departamento Ideológico, la directora de ese medio de prensa, Odalys, me suspendió el contrato. ¿Causa? El deterioro constante de los parques de la ciudad, incluso con actos de vandalismo como robarse, por dos ocasiones,  el machete del Generalísimo Máximo Gómez y  denunciar que esto se debía a la ausencia de la Guardia Cederista (CDR) y muy en particular por sugerir, solo sugerir, que ante esa situación la Policía asumiera la protección de esas instalaciones.

Una secuencia de hechos en mi contra llevó a la separación de las filas del Partido, era lo púnico que faltaba después de mi liberación al frente de la UPEC.

 Mi sanción la reclamé ante la Comisión Municipal de Apelaciones que no se dignó  en hacer la más mínima investigación y en julio del 2013, desde la Comisión Provincial, la compañera Lázara, Subdirectora de la Escuela provincial del Partido Mártires de Bolivia y vice de esa Comisión, me informaba que se me retiraba de la sanción lo referente  a “un deficiente control de los recursos de la Casa de la Prensa”, pero seguía “penado” por los problemas ideológicos.

¿Y qué?  Frase cortante, directa como en su contexto dijo el historiador, filósofo e ideólogo cubano, avileño por demás, Enrique Villuendas. 

¿Acaso se reunieron con todos los periodistas para expresarles que Del Valle no había desviado o había tenido mal manejo de los recursos de la UPEC? No, eso no era importante.

¿Impacto en la familia? Desastroso. El referente en la familia en lo más extenso de ese concepto quedaba a la deriva. En lo particular para mis hijos todo cambio.

Recordaré que antes de esa sanción las puertas que consideraba  abiertas en el Informativo de Radio Surco, las únicas entre los medios en la provincia, se cerraron de un día para otro. El día acordado para comenzar a trabajar, el lunes 18 de junio de 2012,  el director, Panchito, me informa que por decisión de Teresa Mora tenía que ser previamente aprobado por el Comité Municipal del Partido.

No lo podía creer. Después de 18 años al frente del gremio de periodistas, de 30 en el periodismo, y sin dejar de ejercer el oficio en la radio, periódico y televisión,  me veía a punto de quedar sin trabajo. Llamo de inmediato a Mario Rodríguez, el Organizador del Partido a ese nivel y tajante me expresa: “Roberto, desconozco de esa indicación, pues es la primera ocasión que se nos pide algo así. Nunca hemos decidido quien entra o sale de un órgano de Prensa, eso es del Departamento ideológico en la provincia”.

Me pide dos horas y que le vuelva a llamar. Quizás nunca había sido yo tan puntual. Me dice: “No te preocupes, ya hablé con Panchito y puedes comenzar en la Radio.” Le di las gracias y sentí un inmenso alivio.

Voy a ver al director, quien temeroso de la prepotencia y agresiva actitud de Teresa Mora  me informa que el ingreso a la Radio ahora dependía de la  aprobación por separado del núcleo del Partido, Sección sindical y delegación de base de la UPEC. Gracias a Dios todos estuvieron de acuerdo y agradezco a ese colectivo todo el apoyo que me dieron.

Yo no me arrepiento de mis años de vida política activa, de haber nacido y participado de la obra de la Revolución, de sus sueños, errores (demasiados) y realidades.

Solo pido que en una  próxima edición también me incluyan en el texto Historia de la Estupidez Humana, del húngaro  István Ráth-Végh (1870-1959). Solo ahí quiero compartir, aunque  desde una óptica diferente,  un espacio con Teresa Mora, la Jefa del Departamento Ideológico del Comité Provincial del Partido en Ciego de Ávila.

 

¿Por quién votarían los cubanos de “a pie”?

¿Por quién votarían los cubanos de “a pie”?

http://yucatan.com.mx/editoriales/opinion/por-quien-votarian-los-cubanos-de-a-pie

Autor: Roberto del Valle Menéndez (*)

Recientemente, en este propio periódico, Jorge Castañeda, ex canciller mexicano, publicaba su comentario “Cuba bajos los presidentes Putin y Obama”, donde concluía preguntando: “Qué elegirían los cubanos de a pie si se les permitiera votar”.

Primero se refiere a la visita de Vladimir Putin por naciones de América Latina y, en especial, lo que ello significa para una Cuba desgastada económicamente y para la interpretación de Washington de este acontecimiento.

El ex canciller es claro. La Habana necesita contar “de nuevo con el oso ruso como aliado”, como bien afirma, por las señales desestabilizadoras de una Venezuela sin Hugo Chávez. Y Rusia, recuperar su influencia en un área sensible bajo la atenta mirada del gobierno estadounidense que observa con preocupación cómo Moscú logró frenar sus pretensiones intervencionistas en Siria, se apoderó de Crimea y ahora apoya a los prorrusos en Ucrania, sin atender las críticas de la comunidad internacional.

Rusia da muestras de sus poderosas garras con un poderío económico y militar ascendente, para tenerse en cuenta en la arena internacional, sin el manto de la extinta URSS.

El líder cubano Fidel Castro acaba de asegurar que el bien de la humanidad sólo lo podían decidir Rusia y China.

Detrás de esa afirmación, de ese elogio, se esconde la necesidad de seguir contando con dos de sus más firmes aliados para la supervivencia de la Revolución, aunque no sea en las condiciones idóneas de los años 60 a finales de los 80.

Pero, ¿qué decir de la interrogante con la que Jorge Castañeda concluyó su comentario “Cuba bajo los presidentes Putin y Obama”?

Otra realidad, alejada de las interpretaciones de analistas, cubanólogos y la actuación delgobierno cubano, ruso, norteamericano, chino y hasta venezolano es el que se da en la cotidianidad de los identificados como “los cubanos de a pie” que desde la caída de la URSS y del campo socialista viven en una profunda crisis económica bautizada como “periodo especial”.

El tema es para escribir más de una cuartilla. Digamos que se sitúan tres urnas. En una votarían los que vivieron y nacieron con la efervescencia de la revolución, de los barbudos de la Sierra Maestra con sus medidas populares, revolucionarias y antimperialistas.

La mayoría de ellos estaría a favor, aunque ya con un ojo crítico por un desgaste económico y social que se hace sentir todos los días con mucha fuerza en la mayoría de la población. Son los comprometidos con una obra incuestionable de servicios de salud, educacionales, deportivos, culturales y de bienestar de las que se sienten protagonistas en su realización.

Los de los años 80 con abastecimientos y precios de productos alcanzables para todos, viajes a buenos hoteles y balnearios con el valor real de su salario, era la llegada del prometido “socialismo real”. Éstos también votarían con la esperanza de ese retorno, aunque también ya cuestionan la tardanza.

A los que les tocó el total rompimiento con ese ideal de socialismo, con el simbolismo de la Caída del Muro de Berlín, que nacieron y crecieron con los apagones de más de 24 horas y las carencias más elementales de artículos y productos de primera necesidad, la pérdida de valores desde el propio seno de la familia, con una corrupción extendida no sólo a los sectores de poder económico y político, sino a los principios sagrados en educación, salud, deporte y cultura y que han desarrollado un pensamiento crítico y rebelde propio con la oportunidad, aunque limitada del acceso al internet con otro enfoque del mundo exterior y de valoraciones externas sobre la propia revolución y su contexto, la votación rompería con la tradicional cultura de la unanimidad.

Éste es un esquema especulativo donde se mezclan todos los criterios generacionales, donde a mi considerar en lo básico a los cubanos no les interesa si se perpetúa un partido, si son tres o diez, si existen tres periódicos nacionales oficialistas o cuatrocientos de diversas tendencias, sino que éste les ofrezca sin limitaciones, sin trabas, los derechos reconocidos internacionalmente y la posibilidad de vivir dignamente, lo que por ahora no se logra para esa mayoría de los de “a pie” que no siente en la mesa y en su realidad circundante el crecimiento económico.

La Revolución, su entorno, se cuestiona a nivel popular, incluso sin temores. Sin embargo, la mayoría opta por su permanencia, aunque el “ya no aguantó más”, “esto es insoportable”, “hasta dónde nos piensan llevar”… forme parte del diálogo diario y no pocos ilusamente “voten” por una práctica de tintes capitalistas pero que mantenga educación, salud, deportes y cultura con las virtudes, errores y gratuidades del socialismo cubano.

Hay que esperar por esa opción del derecho a votar por otro partido, por otra opción, por otro programa, por otros sueños. La dirección histórica de la Revolución ha afirmado que esto sólo será posible cuando el gobierno de los Estados Unidos deje a un lado sus sutiles o abiertas intervenciones contra Cuba, cuando existan relaciones normales sin condiciones. Y esto ya no será con Barak Obama, ni quizás con los Castros.- Mérida, Yucatán.

delvalle_roberto@yahoo.es

http://okcuba.blogia.com

—–

*) Periodista cubano radicado en Yucatán

HISTORIAS DESCONTADAS (TERCERA PARTE)

HISTORIAS DESCONTADAS (TERCERA PARTE)

Mi rutina en “la batalla de ideas”, a la que convocó el Comandante en Jefe Fidel Castro en el VII Congreso de los Periodistas (UPEC), se traducía en tiempo robado a la familia, a mi trabajo, a la recreación, al descanso…

De 80 horas de acceso a internet  al mes pasé a 24 horas plenas, fui el primer periodista en Ciego de Ávila con ese privilegio y de los pocos en el país. Fue una decisión directa del Departamento Ideológico del Comité Central del Partido, un estímulo a mi esfuerzo, resultados y a ser el de más “amigos” y “amigas” en la red, para lo que no se contó ni con la dirección nacional de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC), ni  con el Departamento Ideológico de la provincia. Esa disposición me subió el ego ideológico. ¡Come Candela!

Tal era el reconocimiento que uno de mis artículos  publicado en  la página personal htpp//: okcuba.blogia.com, se ponía de ejemplo en una reunión  de Esteban Lazo, miembro del Buró Político, con sus homólogos de provincia. Me sentía en la cumbre  del  reconocimiento ideológico.

Había tomado muy en serio, extremadamente en serio, el ser un combatiente de primera fila con “los enemigos” de la Revolución.

Después de mi jornada laboral, esencialmente en las noches, consumía hasta 10 horas frente a la computadora. Era tanta la obsesión  que estaba a la caza de las Reflexiones del Comandante  en Jefe Fidel Castro para ser de los primeros en su publicación después de www.cubadebate.cu. Las intervenciones de Fidel, después las de Raúl y hasta las de Chávez las seguía en vivo y las resumía para mi página personal.

Era todo un combatiente ideológico.

Pero creyendo en el juego de la batalla de ideas asumía a verdaderos enemigos de la Revolución en mi página en Facebook. Estaba tan abstraído en esa concepción que esa batalla no podía ser de mentiritas. Líderes de la oposición interna como el difunto Paya, “la Loba Feroz”  y hasta  los hermanos Díaz Balart estaban en mi nómina de “amigos”  y “amigas”, por cierto que nunca se dignaron en escribirme una línea ni para bien ni para mal.

Entre los “enemigos” más fervientes sí estaba Hubert Matos (hijo) con su promoción de Cuba  Independiente y Democrática Mario Jaca, Justo Paz,Félix Sanchez...

Algunos colegas se “preocupaban”  por todo lo que aparecía en mi muro de Facebook, pero lo más llamativo era que los más críticos  de ese panorama nunca daban juicios, argumentos para rebatir, se mantenían al margen y solo me cuestionaban por detrás. Tal es así que nunca, lo que se dice nunca, en los años de mi página personal se me llamó la atención por las publicaciones. La excepción fue Lo que Invasor no publicó.

Estaba convencido de que las beligerancias se hacen y se ganan con enemigos reales. Me lo creí, me enorgullecía estar en esa primera línea y a la vez observaba que eran muy pocos los colegas de la provincia que me seguían, Magaly Zamora, Lubia Ulloa, Esther Rodríguez Carral, Juan Pedro Melo y Mario Martin. Los de Radio Morón tenían un frente bien definido. En la mayoría de los medios de prensa se  desarrollaban crónicas sociales o reflejaban los logros del territorio, no pasaban, ni pasan de ahí. Y hacen muy bien.

Debo reconocer que en no pocas ocasiones carecía de argumentos para enfrentar afirmaciones de los “amigos enemigos”, pues es muy difícil tener acceso a la verdad por el total aislamiento informativo entre las provincias e incluso dentro de un propio territorio. Te  decían: en tal lugar está sucediendo tal cosa, y  uno solo atinaba a atrincherarse en los principios y obra de la Revolución, como verdad absoluta.

Solo tuve como principio el respeto al diálogo, al criterio ajeno, a la opinión diferente y en primer lugar rechazar, eliminar, a los que imploraban para su Patria una “primavera árabe”.  Quizás, lo más seguro, es que acostumbrados a la imposición de la idea única, llamó la atención ese “libertinaje” de Roberto del Valle Menéndez.

Así se fue construyendo, entre los propios periodistas “fieles”, pero incapaces del debate ideológico, de un Del Valle “no confiable ideológicamente”, estocada mortal que te marca para toda la vida y más dentro del radio de acción del Departamento Ideológico, en primer lugar en los medios de prensa.

Lo más llamativo en esta historia es que los cuestionadores de mi gestión en la “batalla de ideas” no tienen en sus páginas personales y mucho menos en sus  Facebook, ni un “amigo” o “amiga” cuestionadores de la Revolución, por muy nobles que sean en sus criterios. Para ellos todo es Paz, armonía, felicidad y logros. Así se traduce su “batalla de ideas”, sin buscarse problemas, ni ofensas, ni llamadas amenazadoras, sin tensión, ni horas de sueño, ni tiempo, perdidos.

 Ahora comprendo que fueron,  y son, los más inteligentes. A ellos, y ellas, les felicito, tienen los pies sobre la tierra, no se desgastan, no descuidan a la familia y juegan a la fidelidad partidista. Ah!, y están convencidos de que esta batalla, por lo menos para ellos, y parece ser la mayoría,  es entre los de pensamiento común. Ni un disparo al “enemigo” real, es decir, al que piensa diferente.

 

¿Por qué?

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres