Blogia
OkCuba

Cuba: La fuerza estuvo en el pueblo

Cuba: La fuerza estuvo en  el pueblo

Cuando el cumpleaños 80 del Comandante en Jefe Fidel Castro tuve el privilegio de ser invitado  a este festejo, caracterizado por eventos teóricos sobre  su pensamiento y trascendencia de su obra. Todos estábamos ansiosos y con la esperanza de verlo aparecer en el Palacio de las Convenciones.

 Tampoco asistió  a la ceremonia militar que como ahora tuvo en la Plaza de la Revolución su histórico y tradicional escenario. Allí hubo un verdadero despliegue  de tropas y armamentos, no como ahora,  con una representación muy modesta de lo que se tiene para de llegar el momento  cada cual ser “el Comandante en Jefe” en la guerra de todo el pueblo.

 Sin embargo, en momentos de verdadera  austeridad económica,  recordando los aniversarios cincuenta de la declaración del carácter socialista d e la Revolución y de la Victoria de Playa Girón, la primera gran derrota d e  los yanquis en América Latina, sí hubo un denominador común: una masa de pueblo, con combatientes del Ejército Rebelde,  de la clandestinidad  y de Giròn, alfabetizadores, niños, adolescentes y jóvenes como continuadores de una obra y un proyecto, deportistas, médicos, educadores, científicos, obreros, campesinos, intelectuales…, y  soldados y oficiales de las diferentes armas. Acaso el Comandante Camilo Cienfuegos no llegó a definir  al ejército como al pueblo uniformado?.

 Y ahí,  en el silencio de sus corazones,  los miles de cubanos que  aún lloran la pérdida de un familiar en estos años de Revolución  por las acciones terroristas de hombres que como  Luís  Posada Carriles disfrutan  de sus crímenes en el país d e la justicia.  También, mezclados  entre niños, hombres y mujeres y combatientes de oficio,  la vergüenza, la firmeza, la dignidad, el patriotismo y  la fidelidad, quizás por lo del amor a Fidel,  de  Antonio Guerrero Rodríguez , Fernando González , Gerardo Hernández Nordelo , Ramón Labañino Salazar y René González Sehwerert , Cinco Héroes símbolos de todo un pueblo presos dentro del propio “Norte revuelto y brutal”, como le calificara nuestro José Martì..

 Con esta marcha se daba comienzo  al VI Congreso del Partido Comunista de Cuba y a mí, en lo particular, lo más trascendente fue  que, para  soñadores y trasnochados de adentro y de afuera,  el pueblo demostró su fuerza en la  fidelidad al socialismo.

Dijo nuestro Josè Martì: "Amar a su  patria es deponerse a toda hora ante ella".

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres