Blogia
OkCuba

Cuba: Los estudiantes tienen otra realidad

Cuba: Los estudiantes tienen otra realidad

Por Roberto del Valle Menèndez

En su sección de Ultimas Noticias de El Nuevo  Herald (http://www.elnuevoherald.com),  aparecido en su edición de ayer domingo  hay un titular muy  ilustrativo de la situación de crisis que afecta a toda la sociedad norteamericana:  Alarmante el nivel de deuda de los estudiantes.

En la información de Les Blumenthal se afirma que “una tercera parte de todos los estudiantes de nivel universitario tiene cuatro tarjetas de crédito cuando se gradúa y más de la mitad de los graduados deben $5,000 en tarjetas de crédito con intereses elevados, y que la cifra de jóvenes de 18 a 24 años que se han declarado en bancarrota ha aumentado 96 por ciento en 10 años”.

Más adelante confirmaba: “Los estudiantes de secundaria y nivel universitario terminan pagando por su falta de conocimientos financieros, dijo Pam Whalley, directora del Centro de Educación Económica de la Universidad del Oeste de Washington.

“Una encuesta entre estudiantes de secundaria mostró que esperaban ganar un promedio de $143,000 al año y estaban confiados en que podrían manejar el dinero, aunque muy pocos sabían hacer un simple presupuesto. Los estudiantes universitarios saben muy poco de ahorros, seguros y retiro, y las tarjetas de crédito ejercen una gran atracción sobre ellos, indicó la encuesta”

En el sitio www.finanzas.com. se dice: “Washington, 12 mar (EFE).- Las nuevas solicitudes del subsidio de desempleo en Estados Unidos ascendieron a 654.000 la semana pasada, 9.000 más que la semana precedente, informó hoy el Departamento de Trabajo.

El promedio semanal de solicitudes de subsidio de desempleo en el periodo de cuatro semanas fue de 650.000, 6.750 más que el periodo anterior y supone el nivel más alto desde octubre de 1982.

El número de personas que en la semana que concluyó el 28 de febrero recibían el subsidio de paro aumentó en 193.000 y llegó a la cifra sin precedentes de un total de 5,32 millones de desempleados.”

Es decir, que la actual crisis financiera  nacida en los   Estados Unidos  y  que se globaliza sin que  nadie escape a  sus efectos ataca a la educación y a todos lo sectores de la sociedad en la poderosa nación.

Cuba no esta ajena a esta situación pues sus importaciones y exportaciones  están sujetas a los vaivenes en los precios, especialmente en alimentos. Incluso, productos como el níquel que tenían un mercado  muy satisfactorio han bajado sustancialmente sus precios afectando los ingresos en la Isla.

Pero el tema en cuestión  es la crisis en su repercusión en los estudiantes secundarios y universitarios en los Estados Unidos. En el sitio digital hispano www.laopinion.com, en California,  hay un título también muy sugerente: Preocupan recortes a los estudiantes.

Allí, en uno de sus párrafos, se dice: “Aunque en el distrito escolar de Montebello han tomado la iniciativa de no despedir a ningún maestro, los recortes de programas para hacer frente a un déficit de 50 millones de dólares en los próximos tres años terminan repercutiendo de alguna u otra forma en que los alumnos paguen las consecuencias.

"No sólo es que los estudiantes no van a tener la atención que necesitan, sino que al eliminarse clases de música, drama o deportes puede hacer que aumente la deserción escolar porque ya no hay tantas cosas que disfrutar en la escuela y que motivan a los alumnos para su asistencia", indicó Frank Wells, portavoz de la Asociación de Maestros de California (CTA)”.

En el 2008 la economía cubana solo creció, un 4.3 en su Producto Interno Bruto de un 8 previsto y para el 2009 solo se espera un 6 por ciento de aumento. La perdurabilidad del bloqueo económico, financiero y comercial impuesto desde los Estados Unidos, una crisis económica iniciada con la caída del campo socialista y familiarmente llamada “periodo especial”,  el paso reciente de tres desastrosos huracanes y  los efectos de la crisis actual del capitalismo,  hacen muy compleja la situación socioeconómica del país.

Si tomamos el ejemplo de una de las provincia de Cuba, veremos que Educación, Salud, y Asistencia Social, junto a la Cultura y el Deportes, no han perdido su s prioridades. En Ciego de Ávila, a poco más de 450 kilómetros de Ciudad d e la  Habana, los delegados a la Asamblea Provincial de Gobierno, aprobaron que en  la Educación el presupuesto llegara a  más de 164 millones de pesos, mientras que en la salud es de 161 663 500, las cifras más altas entre todos lo sectores no productivos.

Pero esto no es una particularidad en los avileños, pues ante los diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular,  el 27 de diciembre último,  se anunciaba que dentro de la actividad presupuestada más del 63 por ciento de los recursos se destinan  a los sectores de educación, Salud, Seguridad y Asistencia Social, mientras  los fondos reservados solo para estos sectores representan un 43.6  por ciento del total de los gastos del presupuesto del Estado y un 30.2 por ciento del producto Interno Bruto a precios corrientes planificado para el 2009. (http://okcuba.blogia.com)

En Cuba ningún estudiante posee tarjeta de crédito,  pero sí la garantía de matrícula en las escuelas desde la Primaria hasta las universidades, maestros, profesores, textos, medios audiovisuales, laboratorios y la  seguridad de poder continuar sus estudios de un nivel de enseñanza a otro incluyendo la posibilidad de una carrera en  los centros universitarios presentes en todas las provincias.

Solo en Ciego de Ávila está la Universidad Máximo Gómez, la Facultad de Cultura Física,  el Instituto Superior Pedagógico Manuel Ascunse Doménech y la Facultad de Ciencias Médicas, a donde ingresan estudiantes sin importar raza, color de la piel  o preferencias sexuales, hijos de obreros, campesinos o de intelectuales, simpaticen o no con la Revolución. Nadie tiene que pagar un centavo por ingresar o permanecer en ninguna institución educacional del país, aún cuando se impone mejorar materialmente no pocas de estos centros  y garantizar una superior preparación de los educadores.

No es posible obviar  los factores económicos y sociales que gravitan  sobre  la realidad cubana, pero ningún niño, adolescente, o joven, ni sus familiares, tienen la preocupación del cierre de una escuela, ni  del despido de los docentes. La crisis globalizada del capitalismo transita como un fantasma por el mundo, pero en Cuba tanto Educación, como Salud  resultan una prioridad para el presente  y el futuro.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres