Blogia
OkCuba

Barack Obama mantiene bloqueo econòmico a Cuba

Barack Obama mantiene bloqueo econòmico a Cuba

Barak Obama no desató la invasión a Afganistán e Irak, las heredó del señor Bush, hijo, como también asimiló la implantación y permanencia de un criminal bloqueo económico, financiero y comercial contra Cuba que data de 1962 pero condenado enérgicamente por la comunidad internacional.

Este viernes 3 de septiembre las principales agencias y medios de comunicación informaban la decisión del presidente Barack Obama de mantener hasta el 14 de septiembre de 2011 ese genocida bloqueo que le ha costado más de 100 mil millones de dólares a Cuba y la pérdida de valiosas vidas, incluyendo la de niños y niñas, por la ausencia de medicamentos o tecnología existentes solo en el mercado norteamericano o comercializadas por compañías y sus filiales de esa nación.

Y uno se pregunta: ¿Es esa la democracia, la justicia y el humanismo que se vende desde los Estados Unidos y que incluso se nos quiere imponer?

En su retórico discurso, el presidente Barack Obama les mintió a los presidentes de Latinoamérica y el Caribe que, con excepción de Cuba, estuvieron presentes en la V Cumbre de las Américas en Trinidad y Tobago en abril de 2009. Llegó a decir: “Ha habido varias observaciones dirigidas a la cuestión de la relación entre los Estados Unidos y Cuba, así que permítanme abordar esta cuestión. Los Estados Unidos buscan un nuevo comienzo con Cuba. Sé que hay un tiempo”. (http://www.summit_americas.org/v_summit_sp.html)

¿Cuál tiempo se preguntarían hoy, a más de un año de tales declaraciones, los presidentes presentes y se cuestionan los pueblos de Latinoamérica y el Caribe y del mundo?

Conservar a Cuba en la lista negra de naciones terroristas, tener presos injustamente a cinco cubanos por acciones antiterroristas desde hace 12 años, mantener la Ley de Ajuste cubano que estimula las salidas ilegales y con ellas la muerte y desaparición de cubanos y defender la permanencia de ese criminal bloqueo económico, forman parte de la actual política del gobierno de los Estados Unidos con respecto a la isla.

 ¿De qué tiempo necesita el presidente Barack Obama para poner fin a tanta injusticia hacia un pueblo que nunca ha tenido la más mínima acción de violencia contra la patria de Abraham Lincoln?.

¿Cuándo, le preguntamos a Obama, los Estados Unidos buscarán un nuevo comienzo en sus relaciones con Cuba?

 ¿Acaso el actual Presidente d e los Estados Unidos ha manifestado su rechazo al macabro y conocido Plan Bush destinado a poner fin a la Revolución cubana?

Al respecto Ricardo Alarcón de Quesada, Presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular expresó: “(…) Se trata de un plan para destruir a la Revolución, para poner fin a la existencia de Cuba como nación independiente; pero, además, para esclavizar a los cubanos y cubanas”. (http://www.cubavsbloqueo.cu/Portals/0/LHB%20_Es.pdf).

Hacer valer toda la plataforma que significa la aplicación del criminal bloqueo, aún cuando en la Asamblea General de las Naciones Unidas se le condena sistemáticamente desde 1992, refleja la permanencia de su esencia.

El 6 de abril de 1960, de Lester D. Mallory, Subsecretario de Estado Adjunto para Asuntos Interamericanos, expresò: “(…) El único medio previsible para enajenar el apoyo interno es a través del desencanto y el desaliento basados en la insatisfacción y las dificultades económicas (…) Debe utilizarse prontamente cualquier medio concebible para debilitar la vida económica de Cuba (…) negarle dinero y suministros a Cuba, para disminuir los salarios reales y monetarios a fin de causar hambre, desesperación y el derrocamiento del Gobierno” (http://www.cubaminrex.cu)

Es decir, el actual gobierno demócrata, al igual que sus antecesores, juegan a la posibilidad de debilitar a la Revolución a partir de las necesidades económicas y provocar su autodestrucción con la participación masiva del pueblo. Un solo ejemplo. Desde mayo del 2008 y hasta abril del 2009, las afectaciones al sector de la salud pública ascienden a 25 millones de dólares.

Lo increíble en esta canallesca política es que un gobierno que se dice luchar por la democracia y la justicia en el mundo mantenga aún, y solo contra Cuba, la añeja Ley contra el comercio con el enemigo del 6 de octubre de 1917, conocida por sus siglas en inglés TWEA y donde en uno de sus preceptos se dice: “Suspensión de provisiones referentes al aliado del enemigo”.

(http://search.usa.gov/search?query=Trading+with+the+Enemy+Act+%28TWEA%29&locale=en&m=false&commit=Search)

 ¿Y por qué Cuba? ¿Es acaso una declaración de guerra como cuando nació esa ley en plena primera guerra mundial?

No hay justificaciones. Es solo el odio a un pueblo y su Revolución por su permanente fortaleza en su unidad, dignidad, patriotismo, solidaridad, humanismo, antiimperialismo y capacidad para seguir.

Fuentes:

http://www.embacuba.hu/html/es/docs/bloqueo_es.pdf (www.treas.gov/offices/enforcement/ofac/sdn/t11sdn.pdf) (http://www.treas.gov/offices/enforcement/ofac/legal/statutes/twea.pdf) http://www.tinet.cat/~mgm/amigos1495.htm

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres