Blogia
OkCuba

Barack Obama no mira a Cuba

Barack Obama no mira  a Cuba

 

Por Roberto del Valle Menéndez

 No solo Bush le dejó  de herencia a Barack Obama  una economía en crisis estructural, sino, además, una  agresiva política contra Cuba definida en el conocido Plan Bush. Ganarse la simpatía de los electores en Miami llevó a Obama a una estrategia de quedar bien con Dios y con el Diablo en el tema Cuba. Y así fue como se conquistó los votos de la comunidad cubanoamericana, tradicionalmente inclinada a los republicanos.

 En su momento Ricardo Alarcón de Quesada, Presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular expresó con respecto a ese macabro Plan: “(…) Se trata de un plan  para destruir a la Revolución, para poner fin a la existencia de Cuba como nación independiente; pero, además, para esclavizar a los cubanos y cubanas”.

 (http://www.cubavsbloqueo.cu/Portals/0/LHB%20_Es.pdf).

 En su campaña, Obama prometió a los recalcitrantes anticastristas mantener el bloqueo como medida coercitiva para asfixiar a la Revolución, pero también poner fin a las limitaciones en los viajes d e los cubanos a la Isla y al envió de remesas, medidas aún no todo efectivas. Y esto último le atrajo el voto d e la comunidad cubana alejada de la mafia de Miami.

 Ya en la Casa Blanca, Obama tuvo por delante el reto de la V Cumbre de las Américas celebrada en abril último en Trinidad y Tobago.

En ALAI (Agencia Latinoamericana de Información), Juan Carlos Monedero, de la Universidad Complutense de Madrid, publicaba el 27 de abril su análisis:  V Cumbre de las Américas: el fin del Ministerio de colonias, donde expresaba: “Otro tanto ocurre con las medidas hacia Cuba aprobadas antes de la Cumbre –facilitar el envío de reservas y permitir los viajes a la isla-. Gestos baratos, pero poco más. Estaría bueno. La OEA ya no es la de años atrás. ¿Qué credibilidad tendría Obama frente a Chávez, Kirchner, Lugo, Ortega, Zelaya, Morales, Da Silva, Correa o, incluso, Bachelet, si pretendiera seguir repartiendo en el continente las etiquetas de quién es o deja de ser demócrata? ¿Qué sentido mantener la exclusión de Cuba de la OEA cuando de facto ya pertenece gracias a las relaciones con todos los países latinoamericanos? El verdadero gesto hubiera sido ir a Trinidad con el levantamiento del bloqueo. Muy al contrario, Obama se atreve a pedir “gestos” a un país soberano para que Estados Unidos termine con una política criminal.” (http://alainet.org/active/30100)

Y es así. En su agenda política hacia América Latina y el Caribe el Presidente  Barack Obama no tiene poner fin al bloqueo contra Cuba pese a los reiterados reclamos que en la V Cumbre le hicieran los Presidentes latinoamericanos y caribeños, lo que se repitió  en la  39 Asamblea General de la OEA, celebrada el 2 y 3 de junio en San Pedro Sula, Honduras, donde también se aprobó el reingreso de la Isla a esta organización.

 Mucho se ha especulado sobre los prometidos gestos de Barack  Obama con respecto a América Latina y el Caribe, y en especial hacia Cuba en la búsqueda d e un dialogo sincero entre ambas partes.

 Dejar atrás cerca de 50 años de criminal bloqueo económico, financiero y comercial contra Cuba  que arroja pérdidas por más de 100 mil millones de dólares sin incluir el fallecimiento de personas por  la ausencia de medicamentos o de tecnología de punta en la salud,  hubiera sido l a mejor carta de presentación del Presidente Barack Obama en su primer encuentro con los mandatarios del área en la V Cumbre de las Américas, en Trinidad y Tobago, los que hicieron de este reclamo el centro de la cumbre.

 Se mantienen las preconcebidas exigencias de democracia, elecciones libres, pluripartismo, libertad de expresión y la liberación de los llamados presos políticos.

 La respuesta del gobierno cubano ha sido contundente y precisa. En  Brasilia, en conferencia de prensa el  18 de diciembre último, el General de Ejército Raúl Castro, Presidente del Consejo de Estado y de Ministros, subrayaba: “Se acabaron los gestos unilaterales, tienen que ser bilaterales”, y  más adelante  precisaba: “El mundo precisa vivir en paz, vivir en la diversidad, vivir democráticamente”.

http://www.cubasocialista.cu/texto/csraulcastro.html

 Esa diversidad les resulta imposible para la política  tradicional del gobierno de los Estados Unidos, estén demócratas o republicanos en el poder.

 En Moscú, el pasado 8 de julio, Prensa Latina reportaba que “el  cese del bloqueo de Estados Unidos contra Cuba fue demandado por el ex candidato presidencial ruso Guennadi Ziuganov durante su encuentro con el mandatario estadounidense Barack Obama, informaron hoy aquí asesores del dirigente político. Si en verdad aspira a cambios, la nueva administración debe cerrar esa página bochornosa de la historia de Estados Unidos que ya dura casi medio siglo, sostuvo el líder del Partido Comunista de la Federación de Rusia (PCFR) durante el diálogo.”
(http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&id=99012&Itemid=1

 

)Pero ese propio día un titular recorría el mundo: Washington multa a Philips con unos 100.000 euros por violar el embargo a Cuba. La agencia EuropaPress, desde NUEVA YORK, confirmaba: “La Administración de Barack Obama ha impuesto una multa de casi 130.000 dólares (algo menos de 100.000 euros) a la filial estadounidense de Philips por violar el embargo a Cuba al vender equipos médicos a la isla, según informó el Departamento del Tesoro.

“Las operaciones de compra venta de los equipos médicos se hicieron a través de una de las filiales del conglomerado holandés de equipos electrónicos en el extranjero entre junio de 2004 y marzo de 2006, lo cual está prohibido por el embargo que impone Washington a La Habana desde hace décadas.”

La hipocresía de una política que llama al respeto de los derechos humanos y a su vez castiga a un pueblo, el cubano, a no adquirir  tecnología de punta  para  proteger su salud.

También en Finanzas.com se agregaba: “La OFAC (Oficina de Control de Activos Financieros del Tesoro (Office of Foreign Assets Control)) informó de una multa de unos 35.000 dólares a la compañía Liberty International Holdings, con sede en Boston, alegando que una subsidiaria extranjera de la firma participó como aseguradora de un negocio ligado al Gobierno cubano entre marzo de 2003 y abril de 2005.”

(http://www.finanzas.com/noticias/economia/2009-07-08/182511_eeuucuba--washington-multa-philips-unos.html

)

Según el investigador Antonio Juan Guardado Azaret, del Centro de Estudios de Información de la Defensa, en Cuba,  el bloqueo daña a la economía y al pueblo  de los Estados Unidos. Argumenta el especialista: “Cuba pudo beneficiar a la economía y pueblo de EEUU durante el 2008 a partir de sus 11,740 millones de dólares consumidos en importaciones, con cientos de miles de empleos.

¿Cuántos estadounidenses: empresarios, directivos, obreros y empleados fueron perjudicados por la existencia del bloqueo económico a Cuba, si se tiene en cuenta que Cuba importó más de 11 mil millones de dólares en bienes durante el año pasado?

Las importaciones de Cuba del 2008, estimadas por fuentes norteamericanas, fueron de 11,740 millones de dólares con lo que se adquirió: omnibuses, camiones, pickups, autos, tractores, equipos pesados, maquinaria, herramientas, sistemas energéticos tradicionales y alternativos (solar, eólico), alimentos, medicinas, textiles, calzado, etc, que hubiese podido representar aritméticamente el empleo de entre 689,372 a 861,714 empleos en Estados Unidos de América en ese año.

En el 2008 por solo mencionar un rubro, Cuba compró a la Empresa Great Wall de China 4,500 camionetas del tipo "pickups", ¿cuál sería la sorpresa para la General Motors Corporation, para la comercial de autos Brickell, Buick, Pontiac and GMC del área de Miami, Tom Gibbs de Flagger o los directivos de Maroone en Fort Lauderdale, si un cliente le solicitara cotización para comprarle de un tirón, 4,500 vehículos pickups?, que a precios minoristas de la GMC equivaldría a unos 175 millones de dólares.

¿Qué opinarían los empresarios de la Brickell, Gibbs, Maroone o de la GMC, en castigar a Cuba con el bloqueo, afectando la bolsa de empleos y ganancias de los norteamericanos? ¡Posiblemente alguno de los antes mencionados estarían brincando de alegría pero con pesadumbre por que la política del bloqueo prohíbe las negociaciones con Cuba.”

(http://www.adital.com.br/site/noticia.asp?lang=ES&cod=39268}

 El bloqueo contra Cuba hoy es más anacrónico que nunca. Lo condena la comunidad internacional, los pueblos de Latinoamérica y el Caribe ponen su erradicación como condición para asimilar las “buenas intenciones de Obama” sobre la región y  perjudica al pueblo cubano y al norteamericano.

 Barack Obama, no mira a Cuba. Su pueblo heroico, y digno que ha resistido presiones, agresiones, intervención militar, sabotajes, asesinatos, y epidemias promovidas desde ese Norte revuelto y brutal, como le calificara José Martí, le resulta indiferente, se le quiere aplastar y él no está ajeno a esas criminales intenciones. Cuba, en cambio sigue siendo David.

 Fuentes:

http://www.granma.cu/espanol/2004/mayo/juev20/20bin.html

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres