Blogia
OkCuba

49 años y más con Fidel Castro

Por: Roberto del   Valle  Menéndez

Aún cuando ya no esta al frente del Consejo  de Estado y de Ministros, después de renunciar a sus cargos, incluso a su condición histórica de Comandante  en Jefe, Fidel Castro no ha dejado, ni podrá dejar,  de ser noticia.

En primer lugar porque sus  enemigos de siempre, los que se fueron huyendo a la justicia revolucionaria por sus crímenes durante la dictadura de Fulgencio Batista, y  los que perdieron sus riquezas acumuladas mediante el robo y la expropiación, nunca le  perdonarán su existencia física, ni su ejemplo  y le odiarán eternamente por  convertir a Cuba en un baluarte de resistencia ante las constantes agresiones económicas, financieras y militares por parte del gobierno de los Estados Unidos, la potencia más poderosa y agresiva del mundo. 

Pensaron, y hasta proyectaron, que la Revolución instalada  a partir del primero  de enero de 1959 no podría resistir las presiones y agresiones directas desde los Estados Unidos.  La Isla era una neocolonia  desde que en 1898 le arrebataron al ejército mambí el fruto de su victoria ante la dominación española.

 Las riquezas  naturales, sus  producciones, mercado, exportaciones, gobierno, y partidos tradicionales, eran dominados por compañías norteamericanas y la arrogancia  de los embajadores de esa nación. 

Nadie  podía pensar que el joven abogado Fidel Castro, hijo de terrateniente, asaltante del Cuartel Moncada, una poderosa fortaleza militar, que hizo del Apóstol José Martí su inspirador para llevar a cabo la lucha y que organizó un maltrecho ejército rebelde que enfrentó y venció a una de las tropas mejores pertrechadas de América Latina gracias al  apoyo de los Estados Unidos, no cumpliría, ya en el poder, con las orientaciones y requerimientos del gobierno de esa nación. 

A Fidel y su gobierno, lo han calificado de dictadura, y es así, tienen toda la razón.  Los analistas, cubanólogos y politólogos especialista en el tema Cuba, han obviado que desde un primer momento la guerrilla, y después el  ejército, de Fidel Castro en la Sierra Maestra  tuvieron  en los campesinos la retaguardia segura para su lucha, alimentos, guías y hasta  hombres aportaron a las columnas rebeldes, y allí se mezclaron con obreros, estudiantes, intelectuales, empleados públicos, negros, mestizos, religiosos, y así avanzaron desde Oriente hasta Pinar del Río.

Y en esa alianza estratégica está el fundamento de esta  dictadura  criolla. Qué ha significado esa dictadura Made in Cuba?  Desde un primer momento el beneficio  para todos los cubanos. Lo primero fue firmar la Ley de Reforma Agraria el 17 de mayo  de 1959 para dar la tierra a los campesinos y crear cooperativas estatales para hacer producir miles de caballerías  improductivas.  La medida no gustó en el gobierno de los Estados Unidos y comenzaron las presiones económicas que terminaron con el establecimiento de un bloqueo, no embargo,  económico, financiero  y comercial que le ha costado a Cuba pérdidas por más de 89 mil millones de dólares. 

 En el propio 1959  comienza la reducción de la cuota azucarera, se prohíbe invertir en Cuba, suspenden el suministro de petróleo, cierran la planta de níquel de Nicaro, limitan los viajes de norteamericanos a la Isla, y ya en  1961 rompen relaciones diplomáticas y desde el 3 de febrero de 1962, según la proclama Presidencial 3447 se establece oficialmente el bloqueo económico. Después vino la aprobación de la Ley  Torricelli  por el Presidente George Bush, padre, en 1992,  la  Helms Burton en 1996 por el presidente Clinton  y posteriormente una serie de medidas implementadas por Bush, hijo, impidiendo los viajes de norteamericanos, limitando la ida de cubanos  a su Patria y el envió de remesas, entre muchas otras para debilitar y destruir la Revolución.  La ceguera gubernamental del gobierno  de los Estados Unidos, muy presionados y chantajeados, por la mafia anticubana de Miami, impide, entre otras cosas, que  medicamentos cubanos de última generación como el TheraCIM, destinado al tratamiento de tumores cerebrales en niños se utilicen en la patria de Washginton o que se beneficien con las importaciones desde Cuba de más de 30 mil toneladas  al año de níquel y dos mil de cobalto. No le pueden perdonar a Fidel Castro  medio siglo de resistencia. 

 Cómo explicar que la   caída del campo socialista y con él  la poderosa Unión Soviética, les dejara con las maletas preparadas para asistir a la destrucción inevitable de la Cuba revolucionaria?.  Llegó con el inicio de los ´90  la crisis económica más profunda, y sin precedentes en la etapa revolucionaria. Cerraron fábricas, el transporte público colapsó, desapareció la flota mercante,  se incrementó el desempleo, escasearon alimentos de primera necesidad, hubo falta de medicamentos, se ausentó el combustible, creció la delincuencia y la prostitución (jineteras),  y los apagones eléctricos   ponían en crisis la convivencia familiar. 

Hubo descontento y miles de cubanos, legal o ilegalmente, salieron para los Estados Unidos en busca de mejoras económicas, entre ellos  más de 300 000 en vida laboral activa, solo  entre el 1997 y el 2007. Ante esta situación de crisis económica, conocida como período especial, la dirección de la Revolución adoptó una serie de medidas, que incluyó la apertura a la inversión extranjera,  la despenalización del dólar, la diversificación de su mercado exterior, el desarrollo del turismo como locomotora de la economía nacional, y la oficialización del  trabajo por cuenta propia, entre otras.  Progresivamente la economía cubana se fue recuperando, aunque aún no resuelve las demandas de la población por limitantes objetivas y deficiencias propias del actuar de los hombres. 

Qué no le han perdonado a Fidel aún cuando ha renunciado  a su condición de Jefe de Estado y de Gobierno y a su condición de Comandante en Jefe, y solo pretende  mantenerse como un luchador de las ideas a través de sus públicas reflexiones?

  Haber sacado a su pueblo de la ignorancia cuando lanzó la campaña de la  alfabetización y convirtió a Cuba en el primero libre de analfabetos en América Latina, y transformó  los cuarteles en escuelas y hospitales,  estableció un sistema  gratuito de salud que ha erradicado enfermedades por las cuales hoy mueren millones de personas en el mundo,  desde el 2004 generó La Operación Milagro por la cual, sin costo alguno, más de un millón de latinoamericanos recobraron la visión,  se cerró el 2007 con una tasa de mortalidad infantil de 5,3 por cada mil nacidos vivos (en 1959 era de 60), a la altura de las naciones más ricas,  ha llevado la colaboración médica cubana a 73 naciones pobres para atender a más de 70 millones de personas de bajos o nulos ingresos, y ha desarrollado desde 1992 una industria de la biotecnología con el nacimiento de más de 50 productos, esencialmente vacunas, que están al servicio de la humanidad. 

El Gobierno de los Estados Unidos y la mafia anticubana de Miami,  nunca podrán perdonarle a Fidel Castro, aun cuando no exista físicamente,  la existencia de más de 65 centros universitarios en todo el país,  la universalización de la enseñanza universitaria  con la posibilidad de 95 carreras sin costo  de matrícula  y  sin carácter elitista, y la  apertura de los centros universitarios a miles de jóvenes pobres de América latina, África, Asia  y de los propios Estados Unidos. 

Llevar ya las posibilidades de vida  de los cubanos a los 77 años  y establecer un programa  para extenderlo a los 120, áun con las reales limitaciones en alimentación y medicamentos debido a ese bloqueo económico criminal por parte del Gobierno de los Estados Unidos, está entre los pecados capitales de Fidel Castro. 

 No haremos custionamientos, solo pedimos un balance, un análisis objetivo, de lo que se ha logrado en no pocas naciones de latinoamérica en estos últimos 50 años aún después de la llamada Alianza para el Progreso, de la implementación del neoliberalismo o de la firma de los Tratados de Libre Comercio, y tampoco se podrá perdonar el ejemplo de la Cuba con Fidel.

Los enemigos de la Revolución nunca podrán  descansar tranquilos al saber que Cuba mediante la Operación Yo sí puedo   ha alfabetizado a más de un millón de latinoamericanos, que desde 1961 con el envió de una primera brigada médica a Argelia, y después de combatientes internacionalista, Fidel Castro comenzó a sembrar un sentimiento  de solidaridad en  los  cubanos que estuvo dispuesto a ofrecer su sangre por el pueblo vietnamita invadido por tropas de los Estados Unidos y que mas tarde  luchó por  la total independencia de Angola y la erradicación el apartheid en África. 

 Cuando en la Habana se celebró en el 2006 el cumpleaños 80 de Fidel Castro y se convocó al Coloquio Memoria y Futuro: Cuba y Fidel,  Felipe Pérez Roque, Ministro de Relaciones Exteriores, expuso algunas de las ideas, que a su consideración, resumían la existencia y trayectoria del máximo líder de la Revolución:  Su concepto  de unidad como brújula de la acción del pueblo cubano,  su ética al considerar que se pierde la autoridad moral si falta en la actuación  cotidiana, su desprendimiento  por las cosas materiales, la coherencia en la solidez de los principios,  su ejemplo personal ( Playa Girón, el huracán Flora…), la práctica cotidiana de la verdad  como condición para ser respetado, su sensibilidad humana, la modestia y la ausencia total de vanidades,  su vocación constante por aprender con una curiosidad infinita, el rigor personal, la no aceptación de la derrota, la aspiración a la justicia para todos, su convicción personal en la fuerza de las ideas, el no dejarse de sentir como un ser humano  y la ausencia  total de odio, incluso a sus enemigos. 

Esos principios en el actuar de Fidel Castro forman parte  de la cultura política y revolucionaria de su pueblo, y por ello seguirá siendo su Comandante en Jefe  para el orgullo y reclamo  de los cubanos, y la eterna pesadilla para los de  ese “Norte revuelto y brutal”, como les calificara  José Martí.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres