Blogia
OkCuba

La Universidad cubana sin Butler ni Avery

No como una preocupación de alta prioridad  en el país más poderosos y rico del mundo, sino como una simple curiosidad (increíble), en su edición del seis de diciembre en  el sitio web del El Nuevo Herald se reportaba por  The Associated Press que dos estudiantes norteamericanos, Andrew Butler y Christopher Avery robaban un banco para poder pagar sus estudios universitarios lo que les puede llevar a 27 años de privación de libertad.

Butler, de 20 años, se justificó  afirmando que “los aumentos en los gastos de su  educación rebasaron sus ingresos por becas y asistencia financiera”, mientras que para Chistopher  le resultaba  imposible  “pagar las clases de verano después de que se frustraron sus intenciones de trabajar en una tienda de comestibles”.

En el sitio digital de La  Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico con fecha 28 de junio de 2005,  aparece un comentario  titulado El costo de la educación en Estados Unidos  de Claudia S. Hilario García, quien asegura  que en   Oklahoma, uno de los estados más económicos en matriculas universitarias, el costo por semestre llega a los 11 000 dólares. Podemos agregar, que por lo general un joven extranjero con la posibilidad de ingresar a una de las universidades de este país el costo promedio puede estar en los 30 000 dólares, o más, por año.

Una de las primeras medidas de la Revolución cubana a su triunfo en enero de 1959 fue eliminar el carácter  elitista en el  ingreso a los centros universitarios y suspender el pago por matrícula y la adquisición del material docente, privilegio del que gozan los estudiantes extranjeros.  La enseñanza universitaria pasó a ser patrimonio de obreros, campesinos, intelectuales, negros y mestizos. Nadie pudo, ni puede, sentirse excluido.

Si en 1959   solo existían tres universidades, hoy son 65 con 3 150   sedes universitarias  en municipios y comunidades, que por iniciativa de Fidel Castro, Presidente del Consejo de Estado y Ministro, se ha concebido desde el 2002 como la universalización de la enseñanza superior.  Es decir, que los estudios universitarios  se pueden adquirir no solo en las reconocidas instituciones como la Universidad de la Habana, Santiago de Cuba o Santa Clara, sino en lugares bien apartados de la geografía cubana.

La universidad cubana está integrada a los objetivos de desarrollo económico y social, y para ello se disponen de 22 centros de investigación con 700 investigadores a tiempo completo que han realizado importantes aportes  con vacunas para salvar la vida de personas o contribuir al mejoramiento de plantas y animales.  Además, se cuenta con una graduación  de 8 956 doctores en ciencias, de ellos 538 que han vuelto a sus países de origen .

El Estado cubano tiene priorizado el   presupuesto destinado a la educación superior, el que se prevé para el 2008 en más de 600 millones de pesos. Este financiamiento incluye la garantía de materiales de estudio, la instalación y explotación de modernos laboratorios,  el mejoramiento de las condiciones de vida en el recinto y el pago de estipendios por ser estudiante universitario que puede ir , cada mes, de 50 pesos a 100 en moneda nacional.

La educación universitaria en  Cuba se sustenta en el objetivo de lograr  entre sus más de 747  554 estudiantes, entre ellos  más de 30 000 extranjeros de 121 países, una formación integral sustentada en el compromiso profesional y con la Patria , cultivando valores como la dignidad, el patriotismo, la solidaridad, el humanismo, la justicia, la responsabilidad y la laboriosidad. 

Existen  cuatro tipos de estudios universitarios: Diurno con 48 carreras, Para Trabajadores por digerido con  29, Continuidad de estudios con 12 y Educación a distancia con tres.  A esto se une la Universidad para el Adulto Mayor de la que se han graduado más de 60 000 personas de la llamada tercera edad.

En Cuba   el 60 por ciento de los cubanos en las edades comprendidas entre 18 y 24 años estudian una carrera universitaria, y para  el 2010 se podrá llegar al millón de graduados universitarios.

La base de este logro sostenible lo podemos buscar en que en la Isla existe un educador por cada  36 habitantes, en Canadá y Estados Unidos, naciones altamente desarrolladas,  es 55,  y 70, respectivamente, mientras que en América Latina la proporción   es de  100. En Cuba existe la doble sesión escolar con la atención directa del pedagogo.

Pese al bloqueo económico, comercial y financiero  del gobierno de los Estados Unidos que no ha dejado de afectar a las universidades cubanas,  su historial en estos años de Revolución no incluye un caso como la de los jóvenes norteamericanos Andrew Butler y Christopher Avery,  ni tan siquiera de violencia estudiantil o de consumo de drogas.

 
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Roberto del Valle -

Si, estudiantes de mèxico de bajos ingresos pueden estudiar en Cuba mediante la organizaciones de solidaridad con Cuba existentes en ese hermano paìs o buscar informaciòn en los consulados o embajada de Cuba en Màxico.

DENISSE -

ES POSIBLE QUE ESTUDIANTES DE MEXICO CON BAJOS RECURSOS
ESTUDIEN EN CUBA
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres