Blogia
OkCuba

Darle otra vuelta, al periodismo cubano (II Parte)

Darle otra vuelta, al periodismo cubano (II Parte)

 Se aspira a que en el IX Congreso de la Uniòn de Periodistas de Cuba (UPEC), este 13 y 14 de julio,  la  llamada política informativa sea uno de los temas más tratados y debiera ser así para ganar definitivamente en una credibilidad tan  ausente de la cotidianidad en el periodismo cubano.

 Credibilidad que  no solo pasa por exigir y hacer cumplir  con todo lo expuesto en los documentos mencionados en el artículo anterior, sino por la profesionalidad de cada directivo y reportero, que significa superación constante, investigación, confrontación con más de una fuente, entrega, dedicación, seguimiento a un tema, objetividad y muy importante, honestidad.

 Pero la realidad del periodismo cubano  no puede quedar solo en definir, decidir y exigir porque haya correspondencia entre realidad y  lo que se refleja en cada medio de comunicación desde ese trabajo comunitario en la radio y televisión. Ese es un tema tan tratado, tan abordado en cada Congreso de la UPEC que no acaba de cuajar, como se dice en buen cubano.

 Para llegar a esa relación necesaria e indisoluble se necesita de una estrategia política y no de coyunturas como sucedió a partir del VII Congreso de la organización con la presencia constante del Comandante en Jefe Fidel Castro en todas sus sesiones y su proyección, por su iniciativa,  cada seis meses, en asambleas ampliadas con los mismos delegados y factores decidores en la atención logística a la prensa y a los periodistas, que incluía apertura total a la información, no había trabas, pues el ministro, viceministro, funcionario o directivo corría el riesgo de verse rindiendo cuenta de sus “obstáculos” ante el Comandante.

 Los avances y satisfacciones en esa etapa resultan incuestionables, pero quedaron ahí. Se ausentó la sistematicidad. Todo fue diferente a partir del VIII Congreso.

 Y vuelvo a recordar al prestigioso periodista Guillermo Cabrera Álvarez, ex director del Instituto Internacional de Periodismo José Martì, que en una entrevista el 18 de junio de 2004, ante la pregunta: ¿Cuáles factores, a tu juicio, desempeñan hoy un papel más influyente en la regulación, los externos a la prensa o los internos dentro de ella?, dijo: “Intervienen los dos tipos de factores, los externos y los internos.  Internamente, por ejemplo, todavía hay rasgos de triunfalismo.  Hay ahí numerosos violadores de la ética, porque el Código nuestro lo prevé como una falta, sin embargo, todavía no se ha sancionado a nadie por apologético.

 “En lo externo todavía persiste el “síndrome de la prensa”, miedo a salir crucificado en los medios, gente que se cree dueña de los medios.  Gente que hace regulaciones propias de la prensa, sobre lo que debe decirse o no de sus organismos.

Hay que dar la batalla en los dos frentes: dentro y fuera, con algunos ministros y dirigentes que no tienen conciencia de lo que es la prensa”.

 Y esos criterios fueron en el 2004.

 Ante la ausencia de un ministerio o institución que sea el sustento logístico de la prensa cubana, tan necesaria e imprescindible, es imposible que en cada Congreso, y este no será la excepción, no se recurra a las exigencias de un salario digno y de otras necesidades, o se apele a otros trabajos, que no tienen que ver con la profesión  para el sustento familiar, incluso, no deja de ser un reclamo el pago de antigüedad y peligrosidad,  ir a resortes de estimulación que premien decorosamente a los mejores y que se promueva la colaboración con diversos medios con una recompensa en correspondencia con la calidad e inmediatez, como una opción justa y honesta de ingreso extra.

 Pero este IX Congreso  será el escenario idóneo para valorar la extensión del acceso al Internet a más periodistas, ojala que fuera a todos con una conectividad superior ahora que el cable Venezuela-Cuba salió del anonimato y esta opción  deje de ser una ficción, con la posibilidad de ser un arma real de combate, bien engrasada y siempre en el frente en defensa de la Revolución, con los argumentos contundentes e irrefutables,  y no como sucede ahora, fenómeno presente en las redacciones donde casi resulta imposible, es estresante,  entrar y mantenerse activamente en la red de redes.

 Este Congreso de los periodistas se realiza en un momento muy importante, pues atrás, pero muy cerca en tiempo y proyección, está el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba con sus Lineamientos y su Primera Conferencia, donde la función de acompañamiento de los medios de comunicación y periodistas no estuvo ausente, y de seguro los delegados al cónclave profesional, en representación de todo el gremio, expresarán con dignidad y seguridad de cómo hacerlo en defensa de los principios de la Revolución, pero también se pronunciarán por todo lo necesario para hacerlo bien, creíble, para no fallar en cada disparo. Ese sigue siendo  el reclamo.

 Recuerdo que en el VIII Pleno Nacional  de  la UPEC,  21 de mayo de 2011,  en Ciudad de la Habana, recièn aprobados los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución del VI Congreso del Partido, el destacado periodista Ariel Terrero alertaba, “Estamos retrocediendo solidamente, de forma muy grave, en la política informativa en correspondencia con los lineamientos del Partido y el propio llamado de Raúl. El “periodismo ciudadano”  puede irse en su “credibilidad” e “inmediatez” por encima del periodismo oficial que  hacemos.”

 Y esa valoración no ha cambiado. ¿Por qué?, nos podemos preguntar. Una respuesta definitiva, o muy cercana debiera estar en este Congreso, pudiera estar en quienes asumen decisiones personales de ordeno y mando, en ocultar o silenciar información o coberturas, en arrogarse actitudes prepotentes ajenas a la línea trazada por el  General del Ejército Raúl Castro y el VI Congreso del Partido, lo que hacen en detrimento de la credibilidad del periodismo cubano. ¿Y? Y esos no son periodistas ni sus directivos, a no ser que sean de piernas flojas, que dirigen o actúan de consulta en consulta buscando el beneplácito de los de arriba.

 Pero el pueblo reclama esa credibilidad, lo exige. Es su derecho.

Fuentes:

www.cubaperiodistas.cu

http://www.granma.cubaweb.cu/secciones/raul26/index.html

http://www.cubadebate.cu/opinion/2011/04/16/texto-integro-del-informe-central-al-vi-congreso-del-pcc

http://www.cubadebate.cu/raul-castro-ruz/2010/12/18/raul-castro-discurso-en-la-asamblea-nacional/

http://www.cuba.cu/gobierno/discursos/1962/esp/f260762e.html

http://www.upec.cu/upec/etica1.html

http://www.cubadebate.cu/especiales/2012/02/01/objetivos-de-trabajo-del-pcc-aprobados-en-la-conferencia-nacional-pdf/

http://www.tvavila.icrt.cu/noticia.php?id=11888&clas=Cuba

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres