Blogia
OkCuba

“Soy un campesino, un ganadero, que escribo libros” (I Parte)

Entrevista al avileño Fernando Díaz Martínez quien se define como campesino-escritor

El  libro “Camilo un huracán de fuego y amor”, de la Casa Editorial  Verde Olivo, pronto estará en todas las librerías del país en recordación al aniversario 53 de la  desaparición física del Comandante de la  Columna Invasora Número Dos Antonio Maceo.

 En sus  317 páginas que incluyen fotos del Comandante Camilo Cienfuegos, el Héroe de Yaguajay, su autor, autotitulado “campesino-escritor”, el avileño Fernando Díaz Martínez, reconoce que  “este texto aborda su vida y sus acciones a través de testimonios de quienes le conocieron y de quienes han investigado sobre este magnífico revolucionario”.

 Afirma que es “un libro sobre Camilo, tejido desde diversas ópticas, en orden cronológico, pero que incluye  las distintas formas en que el pueblo ha visto a este héroe de Cuba”.

En realidad es un texto concebido para las nuevas y futuras generaciones a partir de anécdotas  y testimonios de sus oficiales, soldados, amigos y de adolescentes y jóvenes de cómo lo perciben desde la actualidad.

 De la comunidad  Los Perros, en la carretera entre Chambas  y  Punta Alegre, en la provincia de Ciego de Ávila, Fernando, con sus 56 años, asegura que su investigación sobre los vínculos de Camilo con el Frente Norte de Las Villas dirigido por el Comandante Félix Torres, para poder graduarse como licenciado en Historia,  le llevó a su primer libro en 1989: “Camilo por  los montes surcados”.

 El “campesino-escritor”  tiene  gratos  recuerdos de su infancia y muy en particular de sus padres Ezequiel  Díaz Quincose y de su mamà Aurelia Martínez  Pérez, por  los que conoció y vivió el repentismo guajiro, muy en particular en la finca El Resplandor, en la Cueva del Agua, donde no faltaban los cerdos, el plátano y el ganado.

 Afirma que quizás en esas  vivencias de niño, adolescente y juventud muy pegado al guateque campesino de cada fin de semana, le vino después su amor por la tierra y el arte. El mismo se considera un repentista.

 Fue al concluir sus estudios en la secundaria básica Miguel Calvo Antolìn, en Falla, que ingresa al Tercer Contingente del Destacamento Pedagógico Manuel Ascunse Doménech y alcanza la licenciatura en Historia en la Filial  Pedagógica Asamblea de Guàimaro, en Ceballos.

 Al graduarse imparte la docencia en Florencia y Chambas y posteriormente es el director de Cultura en el  municipio Venezuela hasta convertirse en funcionario en la dirección provincial de este sector.

 Foto: Osvaldo Gutiérrez, de la AIN

 

 

 

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres