Blogia
OkCuba

“La confianza del pueblo”

“Aquí hay compañeros y compañeras muy valiosos, pero mis electores han decidido que yo este junto a ellos durante 35 años y creo no haberles fallado”,  asegura, pausadamente,   Horacio  Zorrilla Romero, a quien cariñosamente llaman Horacio, Piche,  Huevo o simplemente Zorrilla.

Todo el mundo le  conoce en el pequeño mundo  de la circunscripción 41 Anguillero La 30,  en el Consejo Popular de Palma,  en el municipio de Chambas, al norte de Ciego  de Ávila.  Pero la realidad es otra, Horacio, un hombre de  69 años que reconoce haber  sufrido, como obrero agrícola, de las mentiras y explotación de politiqueros y latifundistas en la antigua colonia cañera de los Falla Gutiérrez, dueños del central Adelaida, hoy Enrique Varona, es identificado y reconocido más allá de su pequeña frontera.

Cuando este 7 de noviembre en toda Cuba  se celebra uno de los pasos màs importantes en la Revoluciòn, la creaciòn de los òganos del Poder Popular como sustento de su institucionalizaciòn, no se puede dejar de conversar con Horacio, uno de sus fundadores y activo en una funciòn que no significa renumeraciòn econòmica alguna.

 “Gracias a la Revolución me hice técnico medio, mis dos hijos son profesionales y sin promesa electoral, ni apoyo de ningún  partido, solo por el respeto, la admiración y la confianza de mis vecinos estoy como delegado desde que se crearon los  órganos del Poder Popular en 1976”.

 Militante del Partido Comunista de Cuba desde 1964, Zorrilla afirma que lleva sobre sus hombros las insatisfacciones que no ha podido resolver durante tantos años,  dado en ocasiones, como ahora, por falta de recursos materiales, pero también por la ausencia de apoyo desde  la instancia municipal de Gobierno.

 Así relaciona la tubería para el necesario abasto  de agua potable a las comunidades de Anguillero y La 30, ausente desde la década del ’80, la caseta para la parada de ómnibus, el alumbrado público y el arreglo de los viales internos y en particular desde Falla hasta La 25, en pésimo estado.

 “Bueno, creo que siempre me han reelegido porque no miento, no hago promesas, hago las gestiones para resolver los problemas y mis electores lo saben, los atiendo a todos, los escucho, les doy los argumentos cuando algo no puedo  resolver, busco su apoyo, la de todos,  cuando el momento lo requiere.

“Le aseguro que ser delegado no es tarea fácil, pues son muchos los problemas a resolver y pocos los recursos materiales y a esto le agregas la falta de cooperación y de sensibilidad que en ocasiones tienen directivos de empresas y de organismos que no se sienten comprometidos con las dificultades del pueblo.

 “Lucho de tú a tú con todos mis electores para eliminar alguna dificultad que afecta a las comunidades. Y en estos  treinta y cinco años, mi mayor  satisfacción es la confianza que mi pueblo ha depositado en mí”.

 Fuentes:

(http://www.gacetaoficial.cu/html/constitucion1.html)

http://okcuba.blogia.com/2010/042401-cuba-la-democracia-cuestionada.php

http://www.tvavila.icrt.cu/noticia.php?id=7412&clas=Portada

(http://edicionesanteriores.trabajadores.cu/fijos/cuba/elecciones/documentos/el-sistema.htm)

 (http://edicionesanteriores.trabajadores.cu/fijos/cuba/elecciones/documentos/el-sistema.htm)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres