Blogia
OkCuba

Los “terroristas cubanos ” que alarman a los Estados Unidos (I I Parte y Final)

Podemos preguntar: ¿Qué ciudadano norteamericano en Miami, o de otra nacionalidad, incluso cubano,  ha sufrido de una acción terrorista promovida, organizada y ejecutada desde Cuba en los últimos cincuenta años.?

De los numerosos  hoteles de línea de playa como  el The Setai, The Ritz-Cariton, Churchill Suite Crown Miami Beach, ¿qué  huésped se ha lamentado  por disparos desde  embarcaciones piratas o ha muerto  por el estallido de una bomba en su lobby?

Quizás no se tenga información de que el  “4 de septiembre de 1997 se produce la  detonación de artefactos en los Hoteles “Tritón”, “Chateau Miramar” y  “Copacabana” en Ciudad de la Habana provocando, en este último lugar,  la muerte del  joven turista italiano Fabio Di Celmo”. Ese propio día estallaría otra bomba en el restaurante “La Bodeguita del Medio”. (http://www.antiterroristas.cu/lang/sp/index.php?tpl=./interface.sp/design/reading/breaking-news.tpl.html&aNews_lang=sp&aNews_obj_id=1000037)

¿Cuál central azucarero en la Florida o de los numerosos centros comerciales de Miami como el atractivo Dolphin Mall,  Las Cataratas, Lincoln Road o Dadeland Mall, han sufrido de un atentado?

¿En qué guardería infantil, d e las tantas existentes en Miami,  padres o madres, han sufrido de la alarma por  un incendio intencional?

¿Qué población costera en todo el estado de La Florida ha sido objeto de un ataque sorpresivo, dejando muertos  y mutilados entre sus civiles, incluyendo niños y niñas?

¿En que zona costera de La Florida desembarcaron tropas cubanas con el apoyo de la aviación y otros medios de combate de otra nación, para poner fin al gobierno demócrata de Barack Obama?

¿Quién  ha muerto  en los Estados Unidos por   una epidemia provocada desde Cuba?

¿Nombres de niños o niñas  que en Miami han fallecido por la ausencia de un medicamento o de la tecnología  apropiada?

¿Cuál plan o acción de atentados se han descubierto en los Estados Unidos,  organizado desde Cuba, contra  alguno de sus presidentes?

(http://www.granma.cubaweb.cu/secciones/cdh61/condene/index.html)

Muchas, pero muchas pudieran ser las interrogantes.

 

Fue en 1982 cuando  “el Gobierno de Ronald Reagan incorporó injustamente a Cuba en la lista anual del Departamento de Estado sobre los "Estados patrocinadores del terrorismo internacional".

((http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&id=152160&Itemid=1)

Era  un premio a las múltiples organizaciones  terroristas que  desde Miami organizaban todo tipo de acción para debilitar y destruir a la Revolución  por el ejemplo que significaba. Con demócratas o republicanos en el poder esta posición se ha mantenido como una vía para desacreditar internacionalmente a l a Revolución.

Con el triunfo de la Revolución  y  sus medidas en contra del dominio de los Estados Unidos en la Isla y en beneficio de los humildes, no pocos asesinos  de Fulgencio  Batista encontraron cobija en Miami y desde ahí  han desarrollado diversas acciones terroristas en Cuba y en el exterior contra sus representantes  y bienes.

Barack Obama, el actual Presidente, le ha seguido el juego  a  las fuerzas más reaccionarias dentro de su gobierno y trata de congraciarse con la mafia anticubana de Miami como en mayor, o en gran medida, hicieron los anteriores mandatarios de la Casa Blanca.

El solo  mantiene la lógica de un historial  contra la Revolución.

De las múltiples organizaciones  anticubanas, unas en el olvido y otras con cambio de imagen, está la   Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA), creada en 1981 en Miami que  según  el sitio digital Rebelion.org, es la principal organización que apoya el  tráfico de personas en México en relación con el narcotráfico. (http://www.rebelion.org/noticias/2005/6/16102.pdf)

La agresividad de esta organización se manifestó con mucha fuerza  en 1997 cuando hicieron detonar siete bombas en instalaciones turísticas del país provocando la muerte del  joven turista italiano Fabio Di Celmo. El objetivo era claro: arruinar la industria turística cubana, la cual ya se perfilaba como principal rubro económico del país.

(http://www.cubaminrex.cu/CDH/60cdh/libro%20blanco/Paginas%20del%20libro/parte%201/parte1_cap2.htm)

 

En la nómina de organizaciones terroristas  para destruir la Revolución  están, además,   el Consejo por la Libertad de Cuba (CLC) establecido en 2001 por varios ex directivos de la FNCA,  Hermanos al Rescate, la Asociación de Veteranos de Bahía de Cochinos (Brigada 2506) integrada por cubanos que participaron en el fallido desembarco en Cuba en abril de 1961, y las de corte paramilitar Alpha 66, el Partido Unión Nacional Democrática (PUND), Comandos L, Comandos F4, formados de una escisión de Alpha 66 en 1994, o los Comandos de Resistencia Interna. (http://www3.terra.com.ar/canales/internacionales/143/143647.html)

Sabotajes a  objetivos económicos y sociales, secuestro y asesinato de diplomáticos, ataques a embarcaciones pesqueras, intentos de homicidios a líderes de la Revolución, introducción de epidemias y enfermedades, tiroteos a caseríos costeros y más de 6 000 asesinados o lesionados por acciones criminales,  forman parte del currículo profesional de los terroristas “buenos” que se abrigan en territorio de  los Estados Unidos.

Personajes como Orlando Bosh y Posada Carriles, confesos criminales y terroristas que hicieron explotar un avión civil  cubano con sus pasajeros y participaron de la  genocida Operación Cóndor en Latinoamérica contra las fuerzas progresistas y revolucionarias, forman parte de la nómina de estas  organizaciones que libremente actúan desde el Imperio.

Considerado por el  ex fiscal general de justicia estadounidense  Dick Thornburgh como un “terrorista  no arrepentido”, Bosh  llegó a tener el perdón del presidente  George H. Walker Bush, padre, quien gobernó el país entre 1989 y 1993. Transita libre por Miami recordado sus hazañas  criminales junto a Posada Carriles,  a quien la justicia de esa nación le acusa de entrar ilegalmente en ese país, pero no por sus múltiples acciones terroristas no solo contra Cuba.

(http://es.wikipedia.org/wiki/Orlando_Bosch_%C3%81vila)

Al producirse el criminal atentado  a las Torres Gemelas en Nueva York, el 11 de septiembre de 2001, el  Presidente  Bush, hijo, definió  desde la Casa Blanca, la política y estrategia  antiterrorista: ” Y perseguiremos a las naciones que proporcionen ayuda o refugio al terrorismo. Todas las naciones en todas las regiones deben tomar ahora una decisión: o están con nosotros o están con los terrorista.(…)Cualquier nación que continúe dando refugio o apoyando el terrorismo será considerada por Estados Unidos como un régimen hostil”.

La hipocresía de esa política se manifiesta directamente con respecto  a Cuba. La llegada de Barack Obama a la Presidencia motivó una falsa expectativa con respecto a la pronta liberación de cinco  cubanos presos desde 1998 en los Estados Unidos, con largas  condenas por infiltrarse en las organizaciones  criminales anticubanas en Miami  o el posible encarcelamiento de Luís Posada Carriles, Orlando Bosch y muchos más, autores, entre otros hechos, del derribo en pleno vuelo de un avión con jóvenes cubanos y ciudadanos de otros países.

No fueron puestos en libertad   Antonio Guerrero, Ingeniero en Construcción de Aeródromos, y poeta, Fernando González,  graduado del Instituto de Relaciones Internacionales, Gerardo Hernández, también graduado de Relaciones Internacionales y caricaturista,  Ramón Labañino,  Licenciado en Economía en la Universidad de La Habana y René González, piloto e instructor de vuelo, todos presos por evitar el terrorismo contra la patria .

Incluso, uno de ellos, Gerardo Hernández fue recientemente sacado del hueco, acción de tortura, gracias al reclamo de la solidaridad internacional.

Estos Cinco Héroes cubanos, objetos de un proceso político de venganza por la actitud rebelde, digna, solidaria, antiimperialista y patriota del pueblo cubano frente a “ese Norte revuelto y brutal”, como le calificará el Apóstol José Martí, son los que en realidad merecen su libertad por decisión del Presidente  Barack Obama.

El prestigio internacional de la Revolución cubana, el fuerte movimiento de solidaridad internacional que alienta su causa por un mundo mejor, las reiteradas condenas d e la comunidad internacional, a través d e la ONU, al criminal bloqueo económico impuesto por los Estados Unidos y la firme posición solidaria y antiimperialista en política exterior, son algunos de  los “argumentos”  imperdonables para que el Departamento de Estado de los Estados Unidos mantenga a Cuba en la oscura relación de países terroristas.

Para el propio gobierno de los Estados Unidos debiera rezar este precepto antiterrorista creado por ellos mismos: “Cualquier nación que continúe dando refugio o apoyando el terrorismo será considerada por Estados Unidos como un régimen hostil”.

Nunca será así.

Pero para desconsuelo y pesadilla de los de “ese Norte revuelto y brutal”, Cuba está.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres