Blogia
OkCuba

Cuba vs. Crimen por partida doble

Cuba vs. Crimen por partida doble

Si fuera posible llenaría el Estrecho de la Florida de cruces, y de seguro se impidiría el cruce de embarcaciones, por los miles de cubanas y cubanos, niñas y niños inclusive, que quedaron en camino al sueño americano.

Si tuviera el don de pintar lo llevaría a un lienzo para tenerlo a la vista, en perenne recordatorio, pensando siempre que la motivación fue una disposición Presidencial, de esencia criminal, para que los cubanos se lanzaran al mar primero y después a las selvas de centroamérica como expresión del fracaso del socialismo real. 

En el poco tiempo que llevo en esta gran nación me he percatado que el concepto de libertad lleva implícito el de la inrresponsabilidad personal. Es decir, eres dueño de tú vida, y puedes hacer con ella lo que desees. Y si los cubanos y cubanas en busca de su libertad adoptan conductas inrresponsables, es su problema.

Por otra parte en Cuba el concepto martiano de Con todos y para el bien de todos nadie lo cuestiona y sí hay una nación donde el voluntarismo político ha prevalecido en detrimento de las necesidades cotidianas del ciudadano común. El bloqueo o embargo económico, según los gustos, ha sido la histórica justificación para los males que agobian y depauperan la sociedad.

Y como bien Barack Obama al final de su mandato restableció relaciones diplomáticas con la Isla, el nuevo presidente Donald Trump, con mayoria republicana, bien pudiera poner fin al bloqueo y dejar causas y pretextos de la otra orilla.

Obama no dejó su disposición de eliminar pies secos y mojados para el viernes 13, sería demasiado. Hay quienes comentan que fue su venganza por el apoyo de la comunidad cubano americana a Trump en La Florida, pero la realidad es que esa decisión ya estaba cuadrada con el Gobierno cubano, aunque republicanos como Marcos Rubio en reiteradas ocasasiones se pronunciaron en contra de mantenerla. Obama al final dejó para él, los que todos esperábamos hiciera el malo de Trump.

 Y si tan preocupados están por los cubanos que se troncharon su camino, el propio día de asumir la Presidencia , Trump pudiera revertir esa disposición que no requiere del apoyo del Congreso. Veremos, aunquew no lo creo.

Lo cierto que en un día se troncharon sueños y oportunidades para los que en la Isla mantenían su esperanza de llegar al Norte, pero peor para los que en el mar o tierra centroamericana encontraron las puertas cerradas a riesgo de deportaciones. ¿Podrá el profesional de la salud regresar a su consulta u hospital, el maestro o profesor al aula después de traicionar los principios de fidelidad que deben enseñar en clases, el periodista a la redacción, marcado como trabajador ideológico del Partido...?No podrán recuperar sus bienes materiales que fueron la garantía de sus viajes, en una nación donde una vivienda es un lujo.

La realidad es que miles de cubanas y cubanos atrapados en una pesadilla dentro y fuera de la Isla serán una posible chispa para cuando los de abajo, como diría Lenin, en una Situación Revolucionaria, no soportan más a los de arriba. En lo particular no entiendo a los que desde la comodidad del exilio añoran para su Patria una primavera al estilo árabe.

La violencia no es el camino. No es utopismo, es posible.

Por otra parte, llama la atención que nunca en una Asamblea Nacional del Poder Popular o Congreso del Partido ha estado en agenda las causas de una emigración creciente y de cómo erradicarlas con la solución de sus causas. Reflejo de la politiqueria en la valoración de un tema doméstico trascendental en Cuba, y en realidad siempre lo concibieron, aunque dijeran lo contrario, una válvula de escape al descontento cada vez más creciente.

Tengo confianza en que la dirección del Partido, Gobierno, e instituciones armadas existan cuadros, funcionarios, militantes que en verdad quieren que el concepto de Fidel de Revolución no quede en un papel muerto, en palabrerías de discursos y consignas, y todo por el bien de una obra cada día, dolorosamente, más imperfecta pero humana que deje la exclusión para Con todos y el bien de todos, forjar dignidad y sueños en tierra propia.

De no ser así sería un crimen imperdonable, como lo es convocar a realizar sueños en tierra ajena sin importar medios ni consecuencias.



¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres