Blogia
OkCuba

Fidel Castro, Comandante en Jefe

Fidel Castro es un ser humano, tan normal como cualquier otro, es mortal, aunque la mayoría de los cubanos desearíamos que fuera eterno. Y no es consigna.

Como mortal al fin ha cometido errores y el mismo  los ha reconocido, pero lo más importante de todo es que dio a los cubanos independencia, soberanía, prestigio y dignidad. Hizo una Revolución por las armas después de asaltar con un grupo de jóvenes mal armados el Cuartel Moncada, la fortaleza militar más importante  fuera d e la Habana. En su alegato la Historia me Absolverá señala porque lo hicieron, en lo esencial por el nivel de pobreza, explotación, miseria, subdesarrollo, corrupción y crímenes que sufría Cuba en manos de gobiernos y dictaduras apoyadas por los Estados Unidos. Afirmaba que  quería hacer realidad los sueños de José Martí,  guía incuestionable de la guerra por la independencia de España y fundador de un Partido único para hacer la revolución.

Fidel Castro aún olía a Sierra Maestra y pólvora, y  ya el 17 de mayo de 1959 estaba firmando la Ley de Reforma Agraria par dar la tierra a los campesinos y eliminar los latifundios,  lo que no gustó al Gobierno de los Estados Unidos  propietario de grandes extensiones y de centrales azucareros, pero también puso fin al juego y la prostitución, convirtió los cuarteles  en escuela y   lanzó una campaña de alfabetización que hizo de Cuba el Primer Territorio Libre de Analfabetos de América Latina.

Pero Fidel Castro desde un primer momento no aceptó consejos ni amenazas de la embajada yanqui, y ante la prepotencia del Gobierno de los Estados Unidos nacionalizó todas las empresas extranjeras y declaró socialista a la Revolución cubana. Vino el bloqueo económico, financiero y comercial que en estos años ha significado la pérdida por más de 89 mil millones de dólares, llegó la agresión militar por Playa Girón en Abril de 1961 y Fidel Castro fue a la primera línea de combate a dirigir las operaciones,  como también lo hizo cuando la Crisis de Octubre ante un posible ataque nuclear. Cuba abrió sus puertas al campo socialista y en especial a la Unión Soviética como garantía para su desarrollo económico y social.

En  marzo  de 1962 se establece la libreta para adquirir productos de primera necesidad de forma normada y enfrentar el desabastecimiento debido al boqueo económico,  y hoy se importan más de 150 millones de pesos  para satisfacer esa canasta básica que no compensa los requerimientos de la población, pero no deja de ser un aliciente en la economía doméstica.

A inicios de la Revolución salio para Argelia la primera ayuda de combatientes internacionalistas y la más significativa fue a Angola, donde miles de cubanos lucharon por la independencia de esta nación, la de Zimbague y el fin del apartheid en Sudáfrica sin el propósito de apoderarse de sus riquezas naturales. El propio Fidel dirigió operaciones militares desde la Habana.

También en estos años estuvo  la solidaridad con los pueblos que sufrieron catástrofes naturales como en el Perú. Nicaragua, Honduras y Paquistan ,y hasta por iniciativa de Fidel se creó el Contingente Médico Henry Reeve para ir en auxilio de los afectados por el huracán Katrina en Nueva Orlean, proposición que rechazó el Gobierno de los Estados Unidos.

Fidel Castro promovió el desarrollo de la Bioctenología a partir de 1992 con más de 50 productos  que no solo han estado al servicio de su pueblo, sino del mundo sin propósitos de riquezas, y hoy más de  70 millones de pobres reciben atención médica por Cuba a través de  37 000 colaboradores en 73 naciones, mientras más de un millón de latinoamericanos han recobrado la vista mediante la Operación Milagro.

Desde  el 2000, Fidel Castro  desató la tercera revolución educacional en Cuba, y la más importante, con la universalización de la enseñanza superior que llega a todos los municipios y no pocas comunidades del país con una matrícula que pasa de los 743 000 estudiantes en 94 carreras,  dando también la posibilidad de estudios  a miles de jóvenes del mundo.

Con la caída del campo socialista, Cuba entró en crisis económica total, lo que hemos llamado periodo especial y en los Estados Unidos, especialmente en Miami,  se  hicieron las maletas para asistir a la muerte de la Revolución. Fidel convocó a su pueblo y se adoptaron medidas para salir de esa situación, que aún persiste pero sin los traumas de los años ¨90.

Cuba tienen un promedio de vida de 77 años y una mortalidad  infantil de 5 por cada mil  nacidos vivos, cifras a la altura de las naciones desarrolladas. Hay quienes  cuestionan los 50 años de Revolución, tanto dentro como fuera del país, porque los cubanos no miran a su alrededor, no se fijan  qué ha pasado en igual tiempo en en Haiti, Guatemala, Nicaragua, El Salvador, Honduras, ni en el propio México con más de 30  millones de pobres.  En Cuba ha existido una Revolución para el bienestar de todos.

Es por todo ello, y más, que Fidel Castro se sometió a múltiples intentos de atentados por parte de la CIA con el autorizo  del gobierno de los Estados Unidos. No le perdonaban ni sus ideas, ni su actuar contrario a las normas habituales del Departamento de Estado.

Cuando este lunes los cubanos y  el mundo conocmos del mensaje de Fidel Castro renunciando a sus cargos, incluyendo el de Comandante en Jefe, lo comenté  con Ana Rodríguez,  una ama de casa que supera los 60 años, quien entró en un ataque de llanto y entre sollozos afirmaba:  -Yo acepto todo, menos que renuncie a su condición de Comandante en Jefe.

Este sentimiento de gratitud al líder natural de la Revolución cubana no lo pueden entender sus eternos enemigos. Fidel Castro seguirá siendo por hoy, y mañana  Comandante en Jefe.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres