Blogia
OkCuba

Encantos íntimos de un Primero de Mayo

Encantos íntimos de un Primero  de Mayo

El  Primero de Mayo en Cuba es una  tribuna anual de confirmación y reafirmación revolucionaria, expresión de la unidad de un pueblo que sabe de sus limitaciones, que las sufre en lo cotidiano, pero que por encima de errores y de metas no satisfechas sitúa  la obra tangible de la  Revolución, la que quiere ver crecida, perfecta entre sus imperfecciones, la quiere ver bella y robusta para todos aún con sus marcadas diferencias.

Pero el Primero de Mayo tiene sus encantos muy íntimos, esos que se fraguan  en la hora u hora y media de espera, de concentración para el desfile, libre de consignas y  carteles.

Entre dos, o tres o quizás hasta un poquito más, depende de la afinidad, se habla de todo, se cuestiona todo.

Si fulano o fulana son infieles, de cómo hacen el amor, si es buena o mala hoja. Si aquel tatuaje le queda bien o mal a la chica de paso.

Lo mejor de todo es que no hay acta, ni se fijan acuerdos.

Están presentes los dramas y personajes de las noveles de turno, la brasileña Passione con que si Clara, se revindica y se queda al final  con el italiano rico y la cubana Con palabras nuevas, en que si se mantiene  a flor de piel en el tratamiento actual del racismo, si Machado debe o no seguir al frente de los Tigres avileños para el venidero campeonato de béisbol,  si fue por  culpa de los trabajadores de Comunales o de recursos hidráulicos que no pocas viviendas se inundaron  con las lluvias, no tan intensas de la noche anterior, por el estado de los tragantes…

Ante un amanecer nublado veo, entre ellos yo,  a quienes miran al cielo implorando los rayos del Sol, otros desean  un buen aguacero, quizás para evaluar a los firmes, a los que no se van ni con rayos, ni con centellas , a los que siguen contra viento y marea.

Se habla y se cuestiona  de todo, es la realidad. De las diferencias entre los que ya pasan con gorras y pulóver nuevos para la ocasión, a  diferencia de los de Educación u otros sectores sin acceso a la divisa.  Unos  aprovechan para hablar de la economía, no la mundial, sino la de casa, la de todos los días, sin que les importen  los precios  d e los alimentos a nivel internacional, quieren  que las viandas, las hortalizas, los granos, la carne de cerdo, los de aquí, no tengan esos precios tan altos contra salarios cada vez más bajos.

Se tronchan las  conversaciones. Anuncian que el bloque comienza  moverse, se levantan los carteles,  se dejan escuchar las consignas en apoyo al socialismo cubano, tan criollo que es único en el mundo. Se avanza, todo es más intenso frente a la Tribuna, se saluda a los que están arriba como constancia de su paso. La plaza va quedando vacía, el Parque de la Ciudad absorbe a la mayoría de los participantes, otros deciden por ir a casa, otros hacia  las áreas de los carnavales que aunque comienzan mañana adelantan sus  ofertas gastronómicas para dar un toque final  a la celebración del Día Internacional d e los Trabajadores.

Disfruto ahora del Noticiero  Estelar  d e la 1 de la tarde.  Represión en ciudades d e los Estados Unidos,  de Canadá, Alemania y Grecia.  Nadie habló de esto antes del desfile, no fue motivo de conversaciòn, pues no se siente en carne propia, nadie sufre de algo similar. Una de las diferencias.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres