Blogia
OkCuba

El secuestro de Cinco Hèroes cubanos, antiterroristas

El secuestro de Cinco Hèroes cubanos, antiterroristas

 

Por: Josè Manuel Besada Guzmàn, abogado

El próximo 12 de septiembre se cumplen 12 años del ilegal y cruel secuestro, que resisten en cárceles de los Estados Unidos, al costo de todo tipo de sacrificios personales y familiares, en defensa de sus elevados valores patrióticos, sin haber cometido delito alguno, los Héroes de la República de Cuba: Ramón Labañino Salazar licenciado en economía, quien al ser detenido contaba con 35 años de edad, inicialmente se le sentenció  a una cadena perpetua más 18 años de privación  de libertad, luego fue resentenciado a 30 años de privación de libertad, Antonio Guerrero Rodríguez ingeniero civil, al ser detenido tenía 40 años de edad, su sentencia inicial fue  de una cadena perpetua más 10 años de privación de libertad, posteriormente fue resentenciado a 21 años y 10 meses de privación de libertad, Fernando González Llort licenciado en el Instituto de Relaciones Internacionales “ Raúl Roa García”, de 35 años de edad al ser arrestado, con sentencia primaria de 19 años de privación de libertad y resentencia de 17, René González Sehwerert instructor de vuelos y especialista en técnicas de aviación , con 42 años de edad al ser detenido, sentenciado a 15 años de privación de libertad, no fue resentenciado, Gerardo Hernández Nordelo, licenciado en el Instituto de Relaciones Internacionales “ Raúl Roa García”, su edad era de 33 años al ser privado de libertad, fue objeto del peor e inhumano ensañamiento , al serle impuestas dos cadenas perpetuas más 15 años de privación de libertad, no se le concedió derecho a resentencia, siendo recientemente castigado por una vez más y sin haber quebrantado la disciplina carcelaria, con el confinamiento por 13 días al “hueco”, castigo corporal y mental que cesó debido a la fuerza de la solidaridad mundial que desató este abuso, más aún cuando tiene quebrantada su salud, sin dársele por sus captores la atención médica obligatoria y requerida.

 No resulta posible tratar este caso, sin referir como punto de  partida imprescindible, que el pasado 17 de Junio se cumplieron 9 años de que el mundo conoció por medio del Mensaje que los Cinco, como se les conoce universalmente, dirigieron al pueblo de Estados Unidos, la verdad y la justicia de su necesaria y legítima actuación, en defensa de la integridad del pueblo de Cuba, así como la denuncia al terrorismo, la mentira y a la cruel injusticia que ya enfrentaban desde hacia 33 meses y 5 días.

 Siendo necesario para mejor comprensión, retomar el cuarto párrafo del mensaje, en el que los Cinco dijeron: “ Somos patriotas cubanos que nunca tuvimos la intención de dañar los valores del pueblo norteamericano, ni su integridad; sin embargo nuestro pequeño país, que heroicamente ha sobrevivido durante 40 años a agresiones y amenazas a su seguridad, a planes de subversión , sabotajes y a la desestabilización interna, tiene derecho a defenderse de sus enemigos, que utilizan el territorio norteamericano para planear, organizar y financiar actos terroristas violando las propias leyes internas que los prohíben”.

 Todo lo expresado por ellos en el mensaje, el que se sugiere sea leído y analizado en su totalidad, mantiene hoy total vigencia. El proceso penal, seguido contra nuestros cinco compatriotas, que data desde sus arrestos y hasta el presente, es el más largo e ilegal que se ha desarrollado en el territorio de los Estados Unidos, teniendo un sentido totalmente político y arbitrario, en el que se ha descargado contra ellos todo el odio visceral que  expiden en su impotencia la mafia terrorista cubano americana de Miami y sus amos protectores, contra el indómito y rebelde pueblo de Cuba, que a solo 90 millas de allí hizo y defiende su Revolución desde hace casi ya 52 años.

 La justa conducta de los héroes no integra técnicamente delito alguno, estaba únicamente destinada a monitorear a los grupúsculos mafiosos y a sus cabecillas, que de manera pública y en violación de las leyes nacionales norteamericanas históricamente han atentado contra la integridad física y material del pueblo de Cuba, lo que ha continuado luego del arresto de los Cinco y será  objeto de posteriores ampliaciones a este trabajo.

 Resultados de la labor de recopilación  preventiva de informaciones y de pruebas acreditativas de sus conceptos y responsables, fueron entregados por el gobierno de Cuba a representantes del Buró Federal de Investigaciones de los Estado Unidos (FBI), en sesiones de trabajo realizadas en La Habana, durante los días 16 y 17 de Junio de 1998, se prometió que en dos semanas se daría una respuesta sobre las denuncias que se recibían, pero la única respuesta que se tuvo fue la de la detención a los 87 días de quienes contribuyeron a defender la justicia y la ley. Prueba  inequívoca de la gran prevaricación  cometida por la justicia norteamericana, que agredió con  roña a quienes se oponen al terrorismo y en nada ha molestado a los delincuentes que lo generan, aún cuando la acción violenta de estos ha dañado y puesto en peligro constante la integridad personal y bienes de sus nacionales.

 Ejemplo supremo de la impunidad lo son la acogida y protección de que disfrutan  en la ciudad de Miami los terroristas internacionales, probados y confesos, Orlando Bosh Ávila y Luis Posada Carriles, máximos responsables entre otros del crimen de Barbados, ocurrido el 6 de Octubre de 1976, acción terrorista que hizo estallar en pleno vuelo una nave aérea cubana, acto terrorista que causó la muerte a sus 73 tripulantes y pasajeros, cubanos y extranjeros.

 Desde el punto de vista jurídico, el año 2005, fue revelador de lo injusto, ilegal y arbitrario del proceso, según lo acreditan dos decisiones de gran fuerza, totalmente imparciales y ajenas al pueblo de Cuba y al equipo de defensa de los Cinco. La primera lo fue la determinación que realizó el Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias de la Comisión de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidad (ONU), la que definió que la detención y el proceso judicial seguido a ellos habían sido procedimientos ilegales y arbitrarios, conclusión a la que arribaron cinco expertos en el sistema de derecho penal, cuyas valoraciones se basaron única y totalmente por planteamientos legales con argumentación técnica irrebatible, en las que se advirtió (opinión 19), que el juicio violó las disposiciones de la ley estadounidense.

 Posteriormente, el 9 de agosto del propio año 2005, un panel de tres jueces del Onceno Circuito de la Corte de Apelaciones de Atlanta, anuló la condena que se les había impuesto por un Tribunal de Miami, opinión jurídica detallada, que identificó las flagrantes irregularidades del juicio, reconociendo que ellos no podían recibir un juicio justo en Miami, tomándose como decisión final la revocación unánime de las cinco condenas, con reconocimiento a sus derechos de ser juzgados de forma imparcial en un ámbito que no fuera hostil, de acuerdo a la Constitución Norteamericana.

 Luego de esto, en el año 2006, la Corte de Atlanta, revocó la decisión  dada en el año 2005 por su panel, mediante un documento de 120 páginas, sobre el contenido del mismo el  abogado Leonard Weinglass, integrante del equipo de defensa de nuestros compatriotas expresó: ¨ Creo que la decisión da tremendos poderes al Gobierno para levantar causas políticamente motivadas y luego seleccionar un sitio donde los perjuicios y la actividad de la comunidad favorezca al Gobierno y le permita obtener una condena cuando las evidencias no lo admiten”.

 La Corte desestimó a instancias de la Fiscalía el justo, legal y ético reconocimiento del panel, no siendo hasta finales del año 2009 que se produjo la ya informada resentencia a tres de nuestros héroes, aunque sus sentencias fueron rebajadas, en nada se hizo justicia, puesto que los cinco, como ya se dijo son totalmente inocentes.

 Resulta muy importante retomar algunos aspectos de la Declaración Pública que realizaron los héroes Antonio, Ramón, y Fernando, en fecha 8 de diciembre del 2009, cuando luego de ser resentenciados y habiendo transcurrido ya 8 años, 5 meses y 21 días del mensaje de los Cinco al pueblo de Estados Unidos, expresaron: “Como hecho significativo, el gobierno de Estados Unidos por primera vez después de 11 años, se vio obligado a reconocer que no causamos daño alguno a su seguridad nacional. También por primera vez la Fiscalía reconoció públicamente la existencia de un fuerte movimiento internacional en apoyo a nuestra inmediata liberación que afecta la imagen del sistema judicial de los Estados Unidos ante la comunidad internacional”.

 El movimiento internacional conllevó a que el 6 de marzo del año 2009, se presentaran a La Corte Suprema de los Estados Unidos 12 documentos de amigos de la Corte (Amicus Curiae Brief), en apoyo a la petición de la defensa, de enero de ese año, dirigida a que se reexaminara el caso. Esta cantidad de amicus es el mayor presentado ante esa máxima instancia judicial para la revisión de un proceso penal, se iniciaba por 10 Premios Nobel y continuaba por múltiples parlamentarios, a lo que se unieron infinidad de instituciones y personalidades del mundo.

 Otra cara de la estrategia brutal seguida por el gobierno de Estados Unidos y la mafia terrorista cubano americana de Miami, ha sido la de silenciar la verdad del caso y divulgar falsedades sobre el mismo, utilizando la censura y el manejo a periodistas para que distorsionen la realidad, aspecto que por su importancia será posteriormente tratado en orden particular.

 Recientemente se pidió por Cuba la reactivación del caso ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU y se sigue en la denuncia mundial por la constante negativa norteamericana a conceder visas humanitarias a Adriana Pérez y Olga Salanueva, esposas de los héroes Gerardo y René respectivamente, para que realicen visitas a estos.

 

En este escrito se ha utilizado constantemente para referirnos a nuestros compatriotas la definición de héroes, no es posible para el pueblo de Cuba llamarles ni conocerles de otra forma, su situación es un aspecto fundamental en la vida diaria de todos aquí, lo que no cesará hasta tenerlos nuevamente entre nosotros; en sesión extraordinaria y solemne de nuestra Asamblea Nacional del Poder Popular, se acordó otorgarles a los Cinco el Título Honorífico de Héroe de la República de Cuba,  según consta documentalmente, por haber: ¨cumplido con ejemplar dedicación , dignidad y firmeza la sagrada misión de defender la Patria y protegerla del terrorismo, corriendo grandes riesgos para sus vidas y soportando enormes sacrificios en el medio más hostil, agresivo y corrupto, y porque: su conducta ejemplar constituye una hazaña extraordinaria que los hace acreedores al más alto reconocimiento y la gratitud del pueblo cubano”.

Las presiones para doblegarlos han sido permanentes, a lo que se unen las propuestas del gobierno de Estados Unidos destinadas a obtener sus colaboraciones a cambio de sentencias más benévolas, colaboraciones destinadas a la mentira y a la infamia contra Cuba, puesto que su gran y única verdad siempre ha estado dicha: defendían a su pueblo contra el terrorismo.

 Siendo criterio de este autor, que todo lo antes expresado se puede resumir con el siguiente razonamiento de Ricardo Alarcón de Quesada, Presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba, realizado en momentos de lucha por la libertad de los Cinco, tarea en la que ha tenido un papel de vanguardia: “ si hubiera un minuto de decencia en  ciertas partes del mundo lo correcto sería que se les pidiera disculpas a cada uno de ellos y les indicaran que van a preparar un gran homenaje en honor de quienes deberían ser considerados también allá como héroes, pero algún día el pueblo estadounidense les rendirá el tributo y el homenaje que merecen”.

 El equipo de la  defensa ha desarrollado  y desarrolla una excelente y constante acción legal, en búsqueda de  lograr el reconocimiento de la justicia, lo que sin dudas ha sentado pautas dentro de la historia y en especial dentro de la comunidad jurídica de Estados Unidos y del mundo. Hoy la mayor posibilidad de que se rectifique la ya tan prolongada injusticia, se  encuentra en manos del presidente Barack Obama, que la heredó de dos de sus antecesores, teniendo como reto ante su profesión de abogado, la historia y el mundo, la de un uso de las prerrogativas  constitucionales que le otorga su cargo, cesar en la ficticia e ilegal acusación que se dirige contra los Cinco, disponiendo  su inmediata libertad, con el regreso a la patria que les espera, del Quinteto de Gigantes, como les calificara Fidel Castro Ruz.

 Esta batalla por la verdad y por la justicia, necesita para su total victoria, ante la mentira y la más brutal injusticia, del conocimiento , el apoyo y de la  acción según sus posibilidades, de todos los ciudadanos honestos del mundo, más aún cuando al reto de Obama se une el de ser poseedor de un Premio Nobel de la Paz, paz que según la concepción más completa que hemos conocido, dada por Benito Juárez, el Benemérito  de las Américas: …“el respeto al derecho ajeno es la paz”.

 Por ello el Presidente Obama haciendo honor al alto símbolo de paz que aceptó, debe de respetar el derecho ajeno, del pueblo de Cuba a no ser atacado, bloqueado y a defenderse del terrorismo; así como el propio, en el que no es antijurídica ninguna de las acciones realizadas por los héroes.

 Autor: Abogado del Bufete  Colectivo de Morón en la provincia de Ciego de Ávila. Cuba.

Miembro de la Unión Nacional de Juristas de Cuba.

Licenciado en Derecho, Especialista en Derecho Penal y Master en Ciencias de la Educación Superior.

 

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres