Blogia
OkCuba

Ramos tiene una interrogante: ¿Por qué Posada Carriles sí y él no?

 Por Roberto del Valle Menéndez

En la portada de este lunes aparece este titular en BBCmundo.com:

EE.UU. niega visa a opositor cubano "violento"

Es un reporte de su corresponsal, Fernando Ravsberg  quien  desde la Habana recoge las declaraciones de Tomás Ramos el que  declara, libremente, todas sus acciones terroristas contra Cuba.

 Se dice en la información: “Tomás Ramos dijo a la BBC que se sentía traicionado porque "el gobierno de EE.UU. siempre supo las actividades que desarrollábamos, entrenábamos en los Everglades (en la Florida), nos movíamos con armas por Miami y hasta hice un curso de explosivos.

“El disidente aseguró que su última entrada clandestina fue organizada en 1989 por el Partido Unidad Nacional Democrática (PUND), con sede en Miami. El objetivo del comando era derribar las antenas de comunicaciones de hoteles habaneros.

“Sin embargo, Ramos traía otra misión: contactar con altos oficiales del Ministerio del Interior y de las Fuerzas Armadas para organizar un golpe de Estado. La tarea fue encargada por el Coronel de la CIA Frank Sturgis, el oficial que lo había reclutado.”

“Ramos declaró  para la BBC:  “Ramos no entiende "como es que se me niega a mí y no a toda esa gente, entonces ellos tampoco podrían estar en EE.UU. También a esos luchadores por la libertad -que se merecen todos mis respetos- se les está llamando terroristas.

"No entiendo cómo me pueden negar la visa cuando el gobierno de EE.UU. fue el promotor de todas las organizaciones violentas en las que estuve", dice Tomás y agrega indignado: "Nuestras acciones eran bien conocidas por el gobierno.

“Explicó  que "todas las organizaciones a las que yo pertenecí eran legales allí", y agrega que esta nueva política "afecta a muchos hombres que lucharon por la libertad, mandados por ellos mismos (por Washington) y que hoy están en prisión".

"¿Cómo se le puede negar el derecho de asilo a una persona que luchó por ellos?", se pregunta y afirma que los actuales funcionarios diplomáticos no entienden que "nosotros trabajábamos con el gobierno" estadounidense.”

(http://www.bbc.co.uk/mundo/america_latina/2009/07/090727_1200_ravsberg_cuba_visas_med.shtml)

 Un activo terrorista desde 1960, Dumbo, nombre de guerra de Ramos, entró clandestinamente en varias ocasiones al país y cumplió diversas condenas hasta que salió en libertad en 2008, pero no ha logrado visa para entrar a los Estados Unidos.

Un portavoz de la Oficina de Intereses en la Habana declaró: "es política de EE.UU. en todo el mundo no otorgar visado a aquellas personas que hayan realizado acciones violentas". Y esto molestó en extremo a  Ramos.

 Ramos se siente engañado y traicionado.

 Ramos, con toda lógica, se siente tan anticastrista, es decir, terrorista, como Posada Carriles, Orlando Bosch, Pedro Remón Rodríguez, Guillermo e Ignacio Novo Sampoll, Gaspar Jiménez Escobedo y muchos otros que conociéndose su pasado y presente de acciones  criminales contra Cuba tienen el visto bueno del Departamento de Estado de los Estados Unidos y se mueven libremente por esa nación.

 Después de 18 años en una prisión cubana vale hacer varias aclaraciones, o recordatorio,  a Ramos. Las organizaciones a las que perteneció, o no en Miami no han perdido su legalidad.

Siguen activas: Fundación Nacional Cubano Americana, de la familia Mas Canosa,  El Consejo por la Libertad de Cuba, Hermanos al Rescate,  Asociación de Veteranos de Bahía de Cochinos (Brigada 2506, la misma que en menos de 72 horas fue aplastada por las Milicias Nacionales Revolucionarias en Playa Girón),  y las paramilitares Alpha 66, Omega 7,  Partido Unión Nacional Democrática, Comandos L, Comandos F4 o Comandos de Resistencia Interna.

 Para conocimiento de Ramos con republicanos o demócratas en el poder el escenario sigue igual, pues el actual Presidente no ha tenido, ni lo tendrá, un pronunciamiento en contra de las múltiples organizaciones que desde los Estados Unidos organizan y proyectan la destrucción de la Revolución cubana. Esto forma parte de un show  que siempre ha reportado mucho dinero y hasta votos para quienes quieren  llegar  a la Casa Blanca.

 Ramos no entiende lo que le está sucediendo pues aunque después de los sucesos del 11 de septiembre de 2001, el Presidente Bush desde la Casa Blanca estableció lo que bien pudiera definirse como la  ética antiterrorista del gobierno  de los Estados Unidos, todo siguió igual para los anticastristas, pues ninguno fue molestado, ni sus organizaciones desactivadas. En aquella ocasión el  Presidente expresó: ” Y perseguiremos a las naciones que proporcionen ayuda o refugio al terrorismo. Todas las naciones en todas las regiones deben tomar ahora una decisión: o están con nosotros o están con los terroristas.(…)Cualquier nación que continúe dando refugio o apoyando el terrorismo será considerada por Estados Unidos como un régimen hostil.”

Ramos tampoco comprende como un funcionario de la Oficina de Intereses le rechaza su ingreso a los Estados Unidos porque no se les permite la entrada a personas con antecedentes de  “acciones violentas”, mientras golpistas de Venezuela, Bolivia, y ahora de Honduras visitan y se radican en esa nación.

  Y Ramos se pregunta: ¿Serán procesados y encarcelados los que desde Miami  siguen promoviendo acciones violentas contra Cuba y otras   naciones progresistas de América Latina y el Caribe?  Ramos sigue en La Habana  olvidado por quienes le entrenaron para  sabotear y matar. Y esto le duele, pues otros, peores que él se pasean por Miami.

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres